Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles la liberación de tres ciudadanos estadounidenses detenidos por Corea del Norte y sostuvo que ahora van camino al país norteamericano junto al secretario de Estado Mike Pompeo.

"Estoy complacido de informarles que el secretario de Estado Mike Pompeo está regresando ahora desde Corea del Norte con los tres maravillosos caballeros que todo el mundo desea ver. Ellos parecen gozar de buena salud", escribió Trump en Twitter.

El mandatario señaló que aterrizarán en la madrugada del miércoles al jueves en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, y que él estará allí "para saludarles".

Pompeo llegó a Pyongyang, la capital de Corea del Norte, este miércoles viajando desde Japón y se dirigió al hotel Koryo de la ciudad para sostener unas reuniones, dijo un reporte de un grupo de medios estadounidenses.

Los tres estadounidenses estaban acusados de espionaje u "actos hostiles" contra el régimen norcoreano y estaban retenidos como prisioneros de guerra.

Los tres detenidos son el misionero coreano-estadounidense Kim Dong-chul; Kim Sang-duk, también conocido como Tony Kim, que pasó un mes enseñando en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang (PUST) antes de ser arrestado en el 2017.

Los tres estadounidenses estaban acusados de espionaje u "actos hostiles" contra el régimen norcoreano y estaban retenidos como prisioneros de guerra.

Preparativos para una reunión histórica. Pompeo viajó a Pyongyang para preparar el histórico encuentro entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-Un, que se espera se produzca en las próximas semanas en un lugar aún por precisar.

En su mensaje en la red social, el presidentes estadounidense agregó que el encuentro entre Pompeo y Kim fue "bueno" y remarcó que el lugar y la fecha ya se han definido.

Hasta ahora, la Casa Blanca ha dicho que la reunión entre Trump y Kim se producirá a finales de mayo o principios de junio y que se estaban barajando varios escenarios, entre los que figura Singapur y la frontera entre las dos Coreas, por la que Trump ha expresado su preferencia.

Este histórico encuentro será el primero entre los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte tras casi 70 años de confrontación iniciada con la Guerra de Corea (1950-1953) y más de un cuarto de siglo de fallidas negociaciones.

*Con información de Reuters y DW.