El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el fin del plan conocido como DACA, promulgado por Barack Obama y que ha protegido de la deportación a 800.000 indocumentados, aunque la suspensión se hará efectiva dentro de seis meses para forzar al Congreso a encontrar una alternativa.

"Estoy aquí para anunciar que el programa DACA promulgado por la Administración de Obama va a ser rescindido", anunció en una rueda de prensa el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, uno de los miembros del Ejecutivo con posiciones más duras en inmigración.

Pese a su promesa de dejar sin efecto el programa de inmediato, una vez en la Casa Blanca, Trump encontró una férrea oposición que incluyó a miembros de su propio partido republicano. El líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, instó este viernes 1 de septiembre a Trump a no derogar el programa creado bajo el mandato de su predecesor.

Sessions consideró que lo "compasivo" es acabar con el plan conocido como DACA, promulgado por Barack Obama y que ha protegido de la deportación a 800.000 indocumentados.

"Lo compasivo es acabar con esta anarquía, implementar nuestras leyes y, si el Congreso elige hacer cambios en nuestras leyes, hacer eso a través del proceso establecido", señaló Sessions en una rueda de prensa en el Departamento de Justicia.

Sessions hizo alusión así a la promesa que hizo el presidente de EE.UU., Donald Trump, para abordar con "corazón" el tema del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), un plan que, durante la campaña presidencial de 2016, prometió anular nada más llegar a la Casa Blanca. 

Pese a su promesa de dejar sin efecto el programa de inmediato, una vez en la Casa Blanca, Trump encontró una férrea oposición que incluyó a miembros de su propio partido republicano. El líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, instó este viernes 1 de septiembre a Trump a no derogar el programa creado bajo el mandato de su predecesor, el demócrata Barack Obama.

La base que respalda a Trump seguramente no estará contenta con la decisión anunciada. Durante la campaña, el entonces candidato convirtió a la inmigración ilegal en un tópico central de su discurso y, desde que asumió el poder en enero, la cantidad de deportaciones aumentó con fuerza.

Pero los empresarios dicen que los inmigrantes hacen una contribución económica importante y destacan que poner fin al programa impactaría el crecimiento.

* Con información de DW y Reuters.