Las Vegas. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este sábado su dura postura contra los inmigrantes que cruzan la frontera con México, alabando a su gobierno por hacer bien el trabajo y asegurando que su enfoque será bueno para el país.

Trump afirmó también que su iniciativa de paz con Corea del Norte ya está obteniendo avances pese a las críticas que indicaron que su cumbre de este mes en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong Un, fue buena en imágenes positivas, pero corta en relación a los logros específicos.

El mandatario estadounidense, de visita en Las Vegas para respaldar al senador por Nevada Dean Heller, uno de los republicanos que se enfrentará a una dura competencia por la reelección, ha recibido duras críticas en los últimos días por una política que separa a los niños de sus padres cuando entran de forma ilegal en Estados Unidos desde México.

En medio de la polémica, Trump rectificó este miércoles y firmó un decreto para revertir la política, pero el destino de más de 2.300 niños que ya estaban separados de sus padres desde antes es desconocido.

"En realidad, mi gente está haciendo un trabajo muy bueno", dijo Trump en un discurso ante la convención estatal del Partido Republicano de Nevada en el Suncoast Hotel and Casino de Las Vegas.

El mandatario dijo que, con una tasa de desempleo del 3,8%, Estados Unidos necesita inmigrantes para cubrir puestos de trabajo, pero quiere que sean legales. "Necesitamos que venga gente, pero deben ser personas que amen a este país, que puedan amar nuestro país y nos puedan ayudar realmente a hacer Estados Unidos grande otra vez", señaló.

Respecto a Corea del Norte, Trump aseguró que cree que habrá una desnuclearización y que el acuerdo ya está funcionando, puesto que Pyongyang suspendió sus ensayos nucleares y de misiles y entregará los restos de soldados estadounidenses muertos en la Guerra de Corea en los años 50.

"Corea del Norte tiene un potencial tremendo", comentó Trump. "El presidente Kim lo ve y van a pasar cosas tremendas".