Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que sustituyó al secretario de Estado, Rex Tillerson, con el director de la Agencia Central de Inteligencia, Mike Pompeo, y que nombró a Gina Haspel al frente de la CIA.

La destitución representa el mayor cambio en el gabinete de Trump hasta la fecha y era esperada desde octubre, cuando surgieron reportes acerca de un desencuentro entre el mandatario y Tillerson, de 65 años, que dejó su cargo de presidente ejecutivo de Exxon Mobil para unirse a la administración.

"Mike Pompeo, director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio! Gina Haspel se convertirá en nueva directora de la CIA, y la primera mujer así elegida. ¡Felicitaciones a todos!", dijo Trump en Twitter.

Trump dijo que él y Tillerson tenían diferencias en las políticas, incluido el acuerdo nuclear de Irán. "No estábamos pensando lo mismo", dijo Trump. "Con Mike, tenemos un proceso de pensamiento similar".

"Llevamos mucho tiempo hablando de esto", comentó Trump en los jardines de la Casa Blanca el martes. "Lo cierto es que nos llevamos muy bien, pero tenemos desacuerdos en cosas".

Altos funcionarios del Departamento de Estado dijeron que Tillerson ignora por qué le destituyó Trump y que su intención era seguir en el cargo.

El lunes, Tillerson culpó a Rusia por las intoxicaciones en Inglaterra de un ex doble agente ruso y su hija. Anteriormente, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, se abstuvo de decir que Moscú era el responsable.

Tillerson también defendió posiciones distintas a las del presidente norteamericano respecto del conflicto con Corea del Norte. 

Hace tiempo circulaban informaciones que apuntaban a que Tillerson, de 65 años, podría salir pronto del Departamento de Estado. Pero en diciembre, Trump rechazó esas especulaciones y aseguró que ambos trabajaban bien juntos.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que Trump le pidió a Tillerson que renunciara el viernes, pero que no quería hacerlo público mientras estaba en un viaje a África.

El anuncio de Trump se produjo unas pocas horas después de que Tillerson aterrizara en Washington después de un viaje que había sido interrumpido.

El reemplazo de Tillerson será el actual director de la CIA, Mike Pompeo, quien aseguró estar “profundamente agradecido con el presisdente Trump por permitirme servir como Director de la Agencia Central de Inteligencia y por esta oportunidad de servir como secretario de Estado”.

El funcionario dijo que Trump trabaja bien con Pompeo, un ex congresista republicano de Kansas, y lo quería en su lugar antes de las conversaciones planeadas por el presidente estadounidense con el líder norcoreano Kim Jong Un y las negociaciones comerciales.

Mientras tanto, Gina Haspel, directora adjunta de la CIA, será nominada a reemplazar a Pompeo en su cargo, convirtiéndose en la primera mujer en la historia en ser directora nacional de la CIA.

La sustitución se suma a numerosos cambios en el Gobierno estadounidense en los últimos meses.

Los índices futuros de acciones en Wall Street recortaron ganancias y el dólar también borró su avance frente al yen, al tiempo que amplió sus pérdidas ante el euro tras las noticias.

** Con información de Reuters y DW.