Seúl. Corea del Norte ya no representa una amenaza nuclear ni es el "mayor y más peligroso problema" para Estados Unidos, dijo este miércoles el presidente Donald Trump a su regreso de una cumbre con el líder norcoreano en Singapur.

La cumbre fue la primera entre un presidente en funciones y un líder norcoreano y se dio luego de una serie de pruebas nucleares y de misiles, además de duros intercambios verbales entre ambos mandatarios el año pasado que desataron temores a una guerra.

"Todos pueden sentirse mucho más seguros ahora que el día en que asumí el cargo. No hay una amenaza nuclear de Corea del Norte. Reunirme con Kim Jong Un fue una experiencia interesante y muy positiva. ¡Corea del Norte tiene gran potencial para el futuro!", escribió Trump en Twitter.

Este martes, Trump dijo en una rueda de prensa después de la cumbre que le gustaría levantar las sanciones contra Corea del Norte, pero que eso no podría ocurrir inmediatamente.

"No vamos a realizar los juegos de guerra mientras negociemos de buena fe", dijo Trump a Fox News Channel en una entrevista en Singapur después de la cumbre.

Los medios norcoreanos elogiaron la cumbre como un éxito, al decir que Trump expresó su intención de detener los ejercicios militares entre Estados Unidos y Corea del Sur, ofrecer garantías de seguridad a Corea del Norte y levantar sanciones en su contra gracias a una mejora en las relaciones.

Kim y Trump se invitaron mutuamente a sus respectivos países y ambos líderes "aceptaron con gusto", reportó la agencia de noticias norcoreana KCNA.

"Kim Jong Un y Trump tuvieron el reconocimiento compartido de que es importante respetar el principio de la acción simultánea y paso a paso para lograr la paz, la estabilidad y la desnuclearización en la Península Coreana", dijo KCNA.

Trump confirmó que Estados Unidos no realizará juegos de guerra con Seúl mientras Corea del Norte negocia la desnuclearización.

"No vamos a realizar los juegos de guerra mientras negociemos de buena fe", dijo Trump a Fox News Channel en una entrevista en Singapur después de la cumbre.

"Así que eso es bueno por una serie de razones, además de que ahorramos una enorme cantidad de dinero", dijo Trump. "Sabes, esas cosas, cuestan. Odio parecer como un hombre de negocios, pero seguía diciendo, ¿cuánto cuesta?", agregó.

El senador republicano Lindsey Graham dijo que el razonamiento de Trump para detener los ejercicios era "ridículo".

"No es una carga sobre los contribuyentes estadounidenses tener una fuerza desplegada en Corea del Sur", dijo Graham.

"Trae estabilidad. Es una advertencia para China de que no puede simplemente quedarse con toda la región. Así que rechazo ese análisis de que cuesta demasiado, pero acepto la propuesta de que renunciemos (a los ejercicios militares) y veamos si encontramos una mejor manera allí", agregó a la CNN.

En declaraciones en Pekín, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, dijo que esperaba que todas las partes puedan "tomar el momento de cambios positivos" en la península para adoptar medidas constructivas hacia una resolución política e impulsando la desnuclearización".

China, el principal aliado de Corea del Norte, propuso el año pasado lo que llamó una "suspensión dual": mientras Corea del Norte suspendía sus pruebas nucleares y de misiles, Corea del Sur y Estados Unidos suspendían los ejercicios militares.

Había confusión sobre exactamente qué cooperación militar con Corea del Sur Trump había prometido detener.