Washington. El presidente Donald Trump dijo este domingo que la crisis nuclear de Corea del Norte estaba lejos de concluir, aportando un tono cauto un día después de que una promesa del Norte sobre la finalización de sus pruebas nucleares abriera esperanzas para unas cumbres con Corea del Sur y Estados Unidos.

"Estamos a un largo camino de la conclusión con Corea del Norte, quizás las cosas funcionarán, quizás no - solo el tiempo lo dirá", dijo Trump en Twitter.

Corea del Norte dijo este sábado que suspendería las pruebas nucleares y de misiles y que cerraría su sitio de pruebas nucleares, dedicándose en cambio a buscar el crecimiento económico y la paz.

Los líderes mundiales elogiaron el anuncio, que se produce antes de la primera cumbre entre las Coreas en más de una década, a celebrarse este viernes.

En un tuit minutos antes de expresar un tono más cauto, Trump interpretó el comunicado del Norte como una promesa para desnuclearizarse: "¡Wow, no hemos cedido nada y ellos aceptaron la desnuclearización (magnífica para el Mundo), el cierre de sitios, y no más pruebas!"

"Estamos a un largo camino de la conclusión con Corea del Norte, quizás las cosas funcionarán, quizás no - solo el tiempo lo dirá", dijo Trump en Twitter.

Sin embargo, el anuncio de Kim no incluyó un compromiso para eliminar las armas y misiles nucleares ya existentes, y hay dudas sobre si alguna vez abandonará el arsenal nuclear que su país ha estado desarrollando por décadas.

Kim dijo que Corea del Norte ya no necesitaba probar armas nucleares o misiles balísticos intercontinentales, ahora que su país tenía las armas, y que él centraría todos los esfuerzos en el desarrollo económico.

Algunos han expresado dudas sobre las intenciones del Norte y el presidente surcoreano Moon Jae-in estará bajo una intensa vigilancia internacional cuando se encuentre con el líder norcoreano Kim Jong Un este viernes.

"Corea del Norte ha tenido un largo historial de levantar el tema de la desnuclearización y se ha comprometido a parar sus programas de armas nucleares en el pasado. Todos recordamos cómo desaparecieron esas promesas y compromisos en las últimas décadas", dijo Nam Sung-wook, un profesor de estudios norcoreanos de la Universidad de Corea, en Seúl.

"Si bien el anuncio del Norte es bastante dramático, es natural que el mundo sea extremadamente sensible a cualquier palabra que dice Kim", añadió.

En Washington, Bob Corker, el presidente republicano de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que el gobierno estadounidense veía la promesa de Kim con escepticismo.

"Esto es un gran esfuerzo de relaciones públicas de Kim Jong Un", dijo Corker en CNN. "Todos en la administración y el Congreso se aproximan a esto con escepticismo y cautela".

Kim tiene previsto reunirse con Trump a fines de mayo o inicios de junio, que sería el primer encuentro entre líderes en funciones de ambos países.