Palm Beach. El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este sábado que un controversial informe redactado por congresistas republicanos y que critica la aplicación de leyes federales limpia su imagen en la pesquisa sobre la presunta intervención de Rusia en la elección presidencial de 2016.

Los elogios que prodigó Trump al memorando hacen esperar que lo use de justificación para despedir al fiscal especial Robert Mueller, quien dirige la investigación, o al fiscal general adjunto Rod Rosenstein, quien supervisa a Mueller.

Desde su casa en Palm Beach, Florida, Trump escribió en Twitter que el documento lo reivindicaba "por completo" pero agregó que "la caza de brujas rusa sigue. No hubo colusión y no hubo obstrucción". El mandatario llamó a la pesquisa "una desgracia estadounidense".

La Casa Blanca dijo a Reuters este viernes que no habría cambios en el Departamento de Justicia como resultado de las conclusiones del informe de los republicanos.

El texto, escrito por representantes republicanos en la Comisión de Inteligencia, encabezada por Devin Nunes, de la cámara baja, arguye que la pesquisa federal sobre una potencial colusión entre la campaña presidencial de Trump en 2016 y Rusia fue producto del sesgo político contra el mandatario dentro del FBI y el Departamento de Justicia.

Trump aprobó la divulgación del memo, originalmente clasificado, sin redacciones, pese a las objeciones del FBI. La decisión del presidente agrava la tensión entre la Casa Blanca y una de las principales agencias de inteligencia del país.

Los demócratas alegan que el memo de cuatro página caracteriza de forma incorrecta información clasificada sumamente delicada y que busca socavar la investigación criminal de Mueller que se lanzó en mayo de 2017, derivada de una pesquisa previa del FBI.

Jerrold Nadler, el principal demócrata en la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes, dijo en un comunicado que la decisión de Trump de permitir la divulgación del memo era "parte de un esfuerzo coordinado de propaganda para desacreditar, deshabilitar y anular la investigación (de la presunta intervención) rusa".