Helsinki. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que no veía motivos para creer que Rusia había interferido en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 para ayudarlo a ganar, y Vladimir Putin "fue extremadamente firme y convincente" al negarlo.

En una conferencia de prensa de a ratos confusa después de una reunión con el presidente ruso, Trump no pronunció ni una sola palabra crítica sobre Rusia o alguno de los temas que han llevado las relaciones entre Washington y Moscú a su punto más bajo desde la Guerra Fría.

Cuando se le preguntó si confiaba en las agencias de inteligencia estadounidenses que concluyeron que Rusia interfirió en las elecciones de 2016, dijo que su jefe de la CIA le había dicho que era Rusia, pero que no tenía ninguna razón para creerlo.

"El presidente Putin fue extremadamente firme y convincente en su negativa hoy", dijo Trump.

"Repito lo que ya dije varias veces: Rusia nunca se inmiscuyó y nunca se inmiscuirá ni en cusetiones internas estadounidenses ni en ningún proceso electoral", dijo Putin.

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró que su Gobierno nunca interfirió en unas elecciones estadounidenses, mientras que su homólogo Donald Trump rechazó que hubiese acuerdos secretos con Rusia antes de su triunfo en los comicios de 2016.

"Repito lo que ya dije varias veces: Rusia nunca se inmiscuyó y nunca se inmiscuirá ni en cusetiones internas estadounidenses ni en ningún proceso electoral", dijo Putin.

Acusación oficial contra 12 agentes del servicio secreto militar ruso. Los servicios secretos estadounidenses acusan a Rusia de un ataque cibernético durante la campaña presidencial de 2016 con el objetivo de ayudar a Trump y perjudicar a la rival demócrata, Hillary Clinton.

Un fiscal especial investiga si hubo contactos secretos al respecto entre miembros del equipo de la campaña de Trump y representantes de Moscú. El mandatario estadounidense ha calificado esta investigación en varias ocasiones de "caza de brujas".

"No hubo acuerdos secretos", dijo Trump durante la rueda de prensa. "Hicimos una campaña brillante y por eso soy presidente", añadió. El presidente criticó además la investigación que se está llevando a cabo en su país, que calificó de "ridícula" y "desastrosa".

El Departamento de Justicia estadounidense presentó este viernes acusaciones contra 12 miembros del servicio secreto militar ruso GRU, con lo que Washington responsabiliza por primera vez directamente al Gobierno de Putin de los ataques cibernéticos a computadoras de miembros del partido Demócrata y de la campaña de Clinton.  

Los demócratas estadounidenses pidieron que el tema ocupara un lugar destacado en las conversaciones de Helsinki.

Satisfacción mutua. El presidente estadounidense, Donald Trump, se mostró satisfecho con la reunión en Helsinki con su homólogo ruso, Vladimir Putin, y aseguró que sirvió para mejorar las relaciones bilaterales.  

"Nuestra relación nunca fue peor de lo que es ahora", dijo Trump en una rueda de prensa conjunta. Pero eso cambió con la cumbre celebrada hoy en la capital de Finlandia, añadió. 

"El diálogo fue muy bueno", añadió Trump. "Un diálogo productivo es bueno no sólo para los Estados Unidos y Rusia, sino para el mundo", señaló.

Trump y Putin estuvieron reunidos este lunes en solitario durante más de dos horas y después el encuentro se amplió a otros participantes, como el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

*Con información de Reuters y DW.