Washington. El presidente estadounidense, Donald Trump, prácticamente ha decidido retirarse del acuerdo nuclear con Irán el 12 de mayo, pero no está claro cómo lo haría, dijeron este miércoles dos funcionarios de la Casa Blanca y una fuente con conocimiento del debate al interior del Gobierno.

Existe la posibilidad de que Trump decida seguir en el pacto internacional, con el que Irán acordó frenar su programa nuclear a cambio de un alivio en las sanciones, en parte para preservar su alianza con Francia y para mantener la credibilidad del presidente Emmanuel Macron, quien se reunió con Trump la semana pasada y lo instó a no abandonar el tratado, dijo la fuente.

La decisión de Trump de poner fin al alivio de las sanciones estadounidenses hundiría casi completamente el acuerdo y desataría una reacción de Teherán, que podría reanudar su programa de armas nucleares o "castigar" a los aliados de Washington en Siria, Irak, Yemen y Líbano, dijeron diplomáticos.

Trump debe decidir antes del 12 de mayo si renueva las "exenciones" que suspenden algunas de las sanciones de su país contra Irán.

Técnicamente, Trump debe decidir antes del 12 de mayo si renueva las "exenciones" que suspenden algunas de las sanciones de su país contra Irán. Uno de los funcionarios de la Casa Blanca que habló bajo condición de anonimato dijo que era posible que Trump termine con una decisión que "no sea una salida total", pero no pudo describir cómo sería.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, presentó este lunes lo que dijo era evidencia documental del programa pasado de armas nucleares de Teherán, lo que podría dar a Trump un nuevo argumento para retirarse, aunque los inspectores de Naciones Unidas dicen que Irán ha cumplido con los términos del acuerdo.

Irán niega haber buscado armas nucleares y acusa a su archienemigo Israel de provocar sospechas en su contra.