Reuters.  El presidente estadounidense, Donald Trump, no planea invocar un privilegio ejecutivo para impedir que el exdirector del FBI James Comey testifique ante el Congreso la semana que viene, dijo el diario New York Times citando a dos funcionarios de alto rango sin identificar.

Un portavoz de la Casa Blanca remitió este sábado la consulta sobre el tema a un asesor externo, que no respondió inmeditamente los pedidos de comentarios de Reuters.

Los presidentes pueden apelar a un privilegio ejecutivo para evitar que empleados del Gobierno estadounidense compartan información.

Comey lideraba una investigación del FBI sobre la presunta intromisión rusa en la elección presidencial del año pasado en Estados Unidos y su posible colusión con la campaña de Trump cuando el presidente lo despidió.

El viernes, funcionarios de la Casa Blanca dijeron que no sabían si Trump buscaría bloquear el testimonio de Comey, una medida que podría generar más turbulencia política en Washington.

"No he hablado con el consejo (asesor) aún. No sé cómo van a responder", dijo a periodistas el viernes el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Está previsto que Comey brinde su testimonio el jueves ante el Comité de Inteligencia del Senado, como parte de una investigación paralela del Congreso en relación con Rusia, y sus declaraciones podrían causarle problemas al mandatario republicano.

Los presidentes pueden apelar a un privilegio ejecutivo para evitar que empleados del Gobierno estadounidense compartan información. No obstante, expertos legales dijeron que cualquier esfuerzo por impedir que Comey -que ha vuelto a ser un ciudadano común- testifique podría ser desafiado en los tribunales.