El presidente de EE.UU., Donald Trump, advirtió este jueves en Varsovia que habrá "consecuencias" por la "muy mala" y "peligrosa" conducta de Corea del Norte, y afirmó que "habrá que hacer algo" al respecto.

En una conferencia de prensa conjunta con su homólogo polaco, Andrzej Duda, Trump dijo que no quiere que Corea del Norte se convierta en una nueva Siria y pidió a las naciones aliadas que se sumen no sólo a combatir el terrorismo yihadista, sino también la amenaza de Corea del Norte.

Trump agregó que la administración estadounidense está analizando varias respuestas "severas" a la actitud de Pyongyang, pero no quiso entrar en detalles al ser preguntado sobre una posible reacción militar de Washington contra Corea del Norte.

Además, Trump, afirmó que su país está "comprometido" con la defensa del centro y este de Europa, y criticó la actividad "desestabilizadora" de Rusia en el continente.

"Yo no dibujo líneas rojas", aseguró Trump, que recordó el "gran error" que supuso para su antecesor, Barack Obama, trazar la línea roja de las armas químicas en Siria, porque a su juicio después no actuó consecuentemente cuando se probó su uso por parte del presidente sirio, Bachar al Assad.

Lo que si subrayó es que EE.UU. va a "hacer algo" frente a un comportamiento que tachó de "vergonzoso", consignó la agencia EFE.

Con respecto a Siria, añadió que ningún país que defienda a la humanidad puede permitir los ataques químicos.

Además, Trump, afirmó que su país está "comprometido" con la defensa del centro y este de Europa, y criticó la actividad "desestabilizadora" de Rusia en el continente.