Washington. El presidente estadounidense Donald Trump dijo este domingo que pedirá al Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) que investigue si su campaña presidencial de 2016 fue infiltrada o vigilada por el FBI o por el propio departamento bajo el gobierno del expresidente Barack Obama.

La indignación de Trump por la pesquisa del consejero especial Robert Mueller sobre Rusia, que ya lleva un año, pareció derramarse en una serie de recriminaciones en varios tuits, incluyendo que la investigación tuvo motivaciones políticas y se arraigó en la administración de su antecesor demócrata en el cargo.

Investigadores federales evalúan si Rusia trató de influir en la votación y si trabajó con la campaña de Trump para hacerlo. Trump ha negado cualquier tipo de colusión y descartó reiteradas veces la investigación como una "cacería de brujas".

"Demando aquí, y lo haré oficialmente mañana, que el Departamento de Justicia investigue si el FBI/DOJ infiltraron o vigilaron la Campaña de Trump por Motivos Políticos o no - ¡Y si cualquier demanda o petición fue hecha por personas dentro de la Administración Obama!", escribió Trump en Twitter.

Trump había escalado sus ataques sobre el Departamento de Justicia este viernes, sugiriendo que el FBI podría haber plantado o reclutado algún informante en su campaña presidencial de 2016.

Trump había escalado sus ataques sobre el Departamento de Justicia este viernes, sugiriendo que el FBI podría haber plantado o reclutado algún informante en su campaña presidencial de 2016.

No estaba claro qué tipo de respuesta buscaba Trump del Departamento de Justicia, ya que las investigaciones suelen mantenerse bajo secreto. El departamento no tenía ninguna respuesta inmediata al tuit de Trump.

En sus tuits anteriores de este domingo, Trump reiteró los ataques contra Hillary Clinton, su contendiente demócrata hace dos años, y mantuvo que los demócratas no fueron sometidos al mismo escrutinio por parte del FBI.

Trump también insinuó que la investigación del consejero especial sobre si hubo gobiernos extranjeros que trataron de influir en la campaña presidencial fue diseñada para perjudicar a los republicanos en las legislativas de noviembre.

"Ahora que la Cacería de Brujas abandonó con Rusia y busca al resto del Mundo, fácilmente deberían ser capaces de llevarla a las Elecciones de Medio Término, donde pueden hacer algo de daño contra el Partido Republicano", escribió.