Alexandria. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió este miércoles el fin de la investigación del fiscal especial sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016, mientras entra en su segundo día el juicio relacionado con esta trama contra Paul Manafort, ex jefe de campaña del mandatario.

Se espera que la atención se centre ahora en el trabajo desempeñado por Manafort como consultor de políticos prorrusos en Ucrania, por el que ganó US$60 millones. Manafort, de 69 años, se declaró no culpable de todos los cargos en el juicio que se realiza en un tribunal federal en Alexandria, Virginia, a las afueras de Washington DC.

El juicio contra Manafort es el primero que se celebra tras los 14 meses de pesquisas del fiscal especial Robert Mueller. Trump ha intentando en numerosas ocasiones desacreditar su trabajo, que también investiga una posible coordinación ilegal de la campaña del mandatario con Moscú.

El mandatario republicano escribió en Twitter: "Es una situación terrible y el Fiscal General Jeff Sessions debería parar esta Caza de Brujas Manipulada ahora mismo, antes de que siga manchando más nuestro país".

En referencia al juicio de Manafort, Trump agregó que "estos viejos cargos no tienen nada que ver con una Colusión. ¡Fraude!".

En referencia al juicio de Manafort, Trump agregó que "estos viejos cargos no tienen nada que ver con una Colusión. ¡Fraude!".

La supuesta colusión con Rusia no es la parte central del caso contra Manafort, ya que la mayoría de los cargos son anteriores a los cinco meses que trabajó para Trump, algunos de ellos como jefe de campaña en 2016.

El primer testigo que será interrogado por los fiscales este miércoles es Daniel Rabin, un consultor político que produjo anuncios televisivos para Manafort en Ucrania. Es probable que se le pregunte sobre la naturaleza del trabajo de Manafort para políticos prorrusos en ese país.

Los fiscales dijeron que su segundo testigo será un agente del FBI, cuyo nombre no fue facilitado. Manafort está acusado de delitos fiscales, fraude bancario y de no haber reportado sus cuentas en bancos extranjeros.