El candidato Donald Trump sorprendió este jueves (18.08.2016) durante un discurso de campaña con una confesión completamente infrecuente: "A veces, en el calor del debate y hablando de una multiplicidad de temas, no se eligen las palabras correctas o se dice una cosa equivocada. Lo he hecho y me arrepiento". Hasta ahora, el aspirante a la Casa Blanca -que cuenta con una nueva jefa de campaña- había dicho reiteradamente que admitir errores es una debilidad y no es digno de un líder.

"Nunca he querido aprender ese idioma (el de los políticos), y nunca he sido políticamente correcto. Toma demasiado tiempo", explicó el candidato republicano, del que muchos esperaban que, después de ser proclamado oficialmente candidato, moderaría sus modales. Lejos de eso, ha protagonizado un espiral de polémicas que lo ha hundido en las encuestas.

Nuevo equipo de campaña. Sin embargo, este jueves expresó en unas declaraciones preparadas y leídas que lamentaba especialmente sus palabras en los casos en que estas pudieron haber causado dolor personal. "Pero siempre diré la verdad", aseguró durante su presentación en Charlotte, Carolina del Norte. El discurso de Trump de este jueves podría llevar el sello de Kallyanne Conway, su nueva jefa de campaña y, hasta ahora, asesora y analista de encuestas de Trump.

Según la última, publicada el mismo jueves por el Centro de Investigaciones Pew, Hillary Clinton aventaja a Trump todavía en 4 puntos porcentuales (41% de los apoyos expresados, frente a 37%). Una brecha mucho más amplia entre las mujeres (49% frente a 30%). Entre los votantes masculinos, Trump aventajaría a Clinton con un 45% de los apoyos, frente a un 33% para la demócrata.

Durante su aparición de hoy también faltó el habitual ataque frontal a los medios, a los que responsabiliza de realizar una cobertura partidaria y que, a su criterio, sería la responsable de su actual mala situación en los sondeos.