El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, acordaron este miércoles la celebración de una cumbre entre el jefe del Kremlin y el presidente de EE.UU., Donald Trump.

La cumbre se llevará a cabo en un tercer país y el lugar y la fecha se anunciarán este jueves, dijo a la agencia de noticias Interfax Yuri Ushakov, asesor de Putin en materia de política exterior.

La reunión podría celebrarse durante la gira europea de Trump, a mediados de julio. Según versiones periodísticas, como lugar de la cumbre se está pensando en Helsinki o Viena.

"Esta reunión ha sido planificada por mucho tiempo", dijo Ushakov. "Tiene una enorme importancia para Rusia y Estados Unidos, pero (también) tiene una gran importancia para toda la situación internacional. Creo que será el principal evento internacional del verano ".

"Se ha elegido para la cumbre un lugar muy cómodo tanto para Rusia como para EE.UU. Se trata de un tercer país", anunció Ushakov, tras la reunión entre Bolton y el mandatario ruso en el Kremlin.

La cumbre es probable que irrite a los aliados de Estados Unidos que quieren aislar a Putin, como Gran Bretaña o que están preocupados por la actitud de Trump hacia Rusia.