Estambul. Los ministros de Relaciones Exteriores de Irán, Turquía y Brasil se reunirán en Estambul el domingo para discutir un acuerdo de intercambio nuclear que acordaron en mayo, dijo este sábado un funcionario del gobierno turco.

Bajo el trato alcanzado en Teherán, Irán acordó enviar parte de su uranio bajamente enriquecido al extranjero, reviviendo un plan redactado por Naciones Unidas (ONU) con el objetivo de mantener bajo control su trabajo nuclear.

El acuerdo no logró evitar nuevas sanciones de la ONU, la Unión Europea y Estados Unidos. Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, dijo este mes que aún ve una posibilidad de que Irán realice el intercambio en base al pacto.

Primero, Davutoglu se reunirá y sostendrá una conferencia de prensa conjunta con su homólogo brasileño, Celso Amorim, el domingo a las 11.00 hora local (0800 GMT), dijo el funcionario del ministerio.

Luego realizará una charla a tres partes junto con el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Manouchehr Mottaki. No estaba claro si luego sostendrían otra conferencia de prensa.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Ramin Mehmanparast, afirmó a la agencia de noticias IRNA que los tres ministros ya habían conversado por teléfono el viernes.

"Tras la conversación telefónica entre los ministros de Relaciones Exteriores de Irán, Turquía y Brasil, ellos sostendrán una reunión el domingo en Estambul para discutir los últimos eventos relacionados con la declaración de intercambio nuclear de Teherán", manifestó.

Occidente teme que Irán esté trabajando para desarrollar un arma nuclear. Teherán niega el cargo y dice que su programa nuclear es pacífico.

Bajo el acuerdo de mayo, Irán acordó transferir 1.200 kilogramos de uranio de bajo enriquecimiento (LEU) a Turquía dentro de un mes y a cambio recibir, dentro de un año, 120 kilos de uranio enriquecido al 20 por ciento para usar en un reactor de investigación médica.

Diplomáticos occidentales dijeron que sacar de Irán 1.200 de LEU - suficiente para fabricar un arma nuclear en caso de ser purificado a un nivel mayor - era menos significativo que cuando se lo propuso por primera vez, debido a que las existencias de LEU de Irán se había casi duplicado.

El Consejo de Seguridad de la ONU impuso una cuarta ronda de sanciones contra Irán el 9 de junio. Brasil y Turquía votaron en contra, enojados de la desestimación de Occidente de su acuerdo que dijeron hacía innecesarias a las nuevas sanciones.

Irán ha dicho que está preparado para retornar a conversaciones largamente congeladas con potencias mundiales bajo ciertas condiciones, pero no antes de fines de agosto.