Estambul. Irán aseguró que detendría el enriquecimiento de uranio a 20% de pureza si las potencias mundiales acordaban un intercambio de combustible, dijo este miércoles el ministro de Relaciones Exteriores turco, Ahmet Davutoglu.

La oferta, entregada al ministro turco este domingo, podría ser una buena señal para la esperada reanudación en septiembre de las conversaciones entre Irán y seis grandes potencias sobre el programa nuclear de la república islámica.

Irán negoció en octubre de 2009 por última vez con las potencias Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Francia, Alemania y Rusia. Los seis países temen que Irán esté construyendo armas nucleares en secreto, aunque Teherán niega esos planes.

En febrero, Irán anunció que había comenzado a enriquecer uranio a 20% de pureza, un alza desde el 3,5% anterior, lo que elevó las preocupaciones de que podría estar planeando enriquecer uranio a un nivel aún mayor y fabricar material apto para armas nucleares.

Desde junio se han impuesto nuevas sanciones sobre Irán por parte de Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea, aumentando la presión sobre Teherán.

Una de las demandas realizadas en resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU es que Irán suspenda el enriquecimiento de uranio a todos los niveles.

Turquía y Brasil mediaron un acuerdo en mayo para un intercambio de combustible nuclear en Teherán, con la esperanza de llevar a Irán y a las potencias de vuelta a la mesa de negociación, pero las seis potencias se mostraron poco entusiastas con el plan.

Davutoglu, quien se reunió el domingo con sus pares de Irán, Manouchehr Mottaki, y Brasil, Celso Amorim, dijo que la república islámica estaba lista para disminuir las preocupaciones sobre su programa de enriquecimiento, en caso de que el acuerdo avance.

"Otro mensaje importante entregado por Mottaki durante su visita a Turquía fue que si el pacto de Teherán es firmado e Irán recibe el combustible necesario para sus actividades de investigación, entonces no seguirán enriqueciendo uranio al 20 por ciento", dijo Davutoglu en una conferencia de prensa, junto al canciller de Alemania, Guido Westerwelle.

El lunes, Irán envió una carta a la Agencia Internacional de Energía Atómica en Viena, en la que dijo estar listo para negociar los detalles para intercambiar 2.646 libras de su uranio enriquecido a 3% por 265 libras de uranio enriquecido al 20%.