La Comisión Europea adoptará en los próximos meses una Agenda Europea de Seguridad 2015-2020, la cual reorientará la seguridad interna de la Unión Europea (UE) para enfrentar los desafíos que representan las actuales amenazas delictivas y terroristas, anunció hoy la Comisión.

De acuerdo con una hoja informativa publicada por la Comisión para dar una visión general de sus acciones encaminadas al combate al terrorismo, varios elementos importantes sobre la próxima agenda de seguridad ya están bajo consideración.

La UE seguirá reforzando la eficacia del Sistema de Información Schengen mediante "controles más rigurosos, especializados, informados y no discriminatorios", considerará si los marcos penales legales tienen que ser reforzados y fortalecerá la cooperación entre Europol y otras agencias y órganos europeos de evaluación de amenazas.

Además, la UE reforzará la labor para hacer que las agencias del orden tengan acceso a la información pertinente para evitar y perseguir mejor las actividades delictivas en la UE y las fronteras internacionales y reforzará el intercambio de información a nivel europeo e internacional sobre las armas de fuego ilegales.

La Comisión Europea también seguirá trabajando con el Parlamento Europeo y con el Consejo Europeo para aprobar normas sobre un sistema europeo de Registro de Nombre de los Pasajeros que mejore la capacidad de evitar y detectar delitos serios y de terrorismo en un mundo de libre movimiento global, agregó la hoja informativa.

En términos de revisiones bajo el Código Fronterizo de Schengen, la hoja informativa señaló que los Estados miembros tendrán la posibilidad, sobre bases no sistemáticas, de consultar las bases nacionales y de la UE para garantizar que las personas que disfrutan del derecho de libre movimiento bajo las leyes de la unión no representen una amenaza auténtica, actual ni lo suficientemente seria para la seguridad interna y la política pública de los Estados miembros.

"Tal verificación se hará con base en una evaluación de la amenaza que puede ser bastante amplia y adaptada a la amenaza representada por los combatientes extranjeros, y permitirá la revisión de todas las personas abarcadas por tal evaluación de la amenaza", añadió la hoja.

En lo que respecta a las revisiones en las fronteras externas, conforme al Código Fronterizo de Schengen los Estados miembros deben verificar en la frontera externa los documentos de viaje de todas las personas, sin importar su nacionalidad, para establecer la identidad del viajero, se indicó en la hoja informativa.

Francia ha sido asolada por ataques terroristas en los últimos días. Doce personas murieron el miércoles en un ataque armado contra las oficinas del semanario parisino Charlie Hebdo.

Otros cuatro rehenes murieron el viernes en un ataque contra un supermercado Kosher en París, un día después de que una policía fue abatida en el sur de París.