Bruselas. La Unión Europea criticó este viernes a Venezuela por expulsar al embajador español y le pidió al Gobierno del país sudamericano que revierta la decisión para que se conserven las relaciones diplomáticas.

España, por su parte, declaró este viernes persona "no grata" al embajador de Venezuela en Madrid, argumentando que respondía a Caracas en "estricta reciprocidad".

Venezuela echó al embajador español tres días después de que la UE anunció nuevas sanciones contra siete funcionarios venezolanos, entre ellas congelamiento de activos y prohibición de viajes, ante la preocupación por la crisis política en la nación petrolera gobernada por Nicolás Maduro.

El Gobierno venezolano dijo el jueves que había declarado "persona no grata" al embajador español Jesús Silva Fernández en respuesta a las "agresiones" de Madrid.

"Recordamos que las decisiones de la UE en materia de asuntos internacionales son tomadas unánimemente por todos los estados miembro", señaló la portavoz.

"La UE condena firmemente la decisión de las autoridades venezolanas de declarar persona no grata al embajador español en Caracas", dijo una portavoz de la Comisión Europea en una conferencia de prensa habitual.

"Instamos a que la decisión se revierta porque va contra la necesidad de mantener canales diplomáticos abiertos", agregó.

Venezuela considera a España uno de los principales promotores de las sanciones del bloque.

"Recordamos que las decisiones de la UE en materia de asuntos internacionales son tomadas unánimemente por todos los estados miembro", señaló la portavoz.