Brasilia. La candidata presidencial oficialista en Brasil, Dilma Rousseff, y el principal candidato opositor, José Serra, se encuentran empatados en intención de voto con miras a los comicios de octubre, según un sondeo de opinión publicado este domingo.

Ambos candidatos alcanzaron 39% de las preferencias del electorado, según un estudio elaborado por Ibope a pedido de la Asociación Comercial de Sao Paulo.

Un sondeo previo de Ibope, publicado el 23 de junio, mostraba a Rousseff a la cabeza de las preferencias con 40%, por sobre el ex gobernador de Sao Paulo, quien registraba una intención de voto del 35%.

El sondeo, publicado por el periódico O Estado de Sao Paulo, confirma un estudio divulgado el viernes por la firma Datafolha que arrojaba un empate técnico entre los candidatos.

Según el estudio, Serra tenía 39% de intención de voto, frente a un 38 por ciento de Rousseff, con un margen de error del 2,0%.

Una fuerte campaña en televisión y radio promoviendo la candidatura de Serra y resaltando sus logros como gobernador de Sao Paulo han ayudado al opositor a aumentar su caudal de votos.

La ex ministra de Medio Ambiente y candidata por el Partido Verde registró 10% de las intenciones de voto en el sondeo de Ibope.

Años electorales previos en Brasil han alterado a los mercados en la economía más grande de América Latina, pero los analistas consideran que ninguno de los dos candidatos se alejaría del manejo disciplinado de las finanzas, al que se le atribuye el auge reciente en el país.

Serra eligió a Indio da Costa, un congresista de 39 años del estado de Rio de Janeiro, como su compañero de fórmula para la vicepresidencia, una elección con la que espera atraer a los votantes más jóvenes del país.