Asunción. El presidente boliviano, Evo Morales, viajará este viernes a Paraguay en una visita de apoyo a su colega Fernando Lugo, quien enfrenta una crisis de seguridad con fuertes cuestionamientos del Congreso opositor a su gestión.

Morales visitará la capital paraguaya para asistir a los festejos del 199º aniversario de la independencia del país, en los que también participará el vicepresidente uruguayo, Danilo Astori, informó el martes la presidencia.

Los festejos ocurren en momentos en que Lugo enfrenta una fuerte presión tras la declaración de un estado de excepción en cinco departamentos del norte del país, limítrofes con Bolivia y Brasil, para la captura de un grupo armado responsable de secuestros y asesinatos.

Las críticas de la oposición, que tiene mayoría en el Congreso, ganaron más fuerza en los últimos días tras un confuso incidente en el que militares y policías encargados del operativo de seguridad se enfrentaron durante un allanamiento en busca de los cabecillas del llamado Ejército del Pueblo Paraguayo.

"Si (Lugo) se da cuenta que no le da el cuero, que renuncie", dijo el presidente del Congreso, Miguel Carrizosa, del derechista partido Patria Querida.

El mandatario decidió esta semana que no viajará a España para participar de una cumbre de presidentes de la Unión Europea y América Latina el 17 y 18 de mayo debido a los problemas internos, en una de sus pocas ausencias a encuentros presidenciales desde que asumió el cargo en el 2008.

Hace una semana, el ex obispo socialista recibió un fuerte apoyo político de su colega brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, tras una reunión en la localidad brasileña Ponta Porá en la frontera entre ambos países.