San Francisco. Un juez federal de Estados Unidos dictaminó este jueves que los matrimonios legales entre parejas del mismo sexo podrán reanudarse la próxima semana en California, mientras se define la apelación a su decisión previa de revocar una prohibición contra estas uniones.

La decisión que permite el matrimonio entre homosexuales entrará en vigor a las 17:00 hora local del miércoles 18 de agosto.

Ese plazo dará tiempo a la corte de apelaciones para estudiar "de manera ordenada" si la prohibición aprobada por los votantes del estado, conocida como Propuesta 8, se debe dejar intacta mientras se consideran los méritos sobre todo el caso, determinó el juez Vaughn Walker del tribunal del distrito.

Ambas partes esperan que eventualmente el caso llegue al Tribunal Supremo de Estados Unidos, dando relevancia nacional a la batalla legal de California. El caso contra la Propuesta 8 es el primer gran desafío legal en una corte federal que prohíbe la unión entre parejas del mismo sexo.

Defensores de los homosexuales y de los derechos civiles han lanzado una batalla legal por la igualdad de derechos, mientras que sus detractores, entre ellos muchos conservadores religiosos, ven a las parejas del mismo sexo como una amenaza a la familia tradicional.

En el país, 39 estados tienen leyes que prohíben explícitamente el matrimonio entre homosexuales, mientras que Massachusets, Connecticut, Iowa, Vermont, Nueva Hampshire y el Distrito de Columbia, permiten las uniones civiles de parejas del mismo sexo.

El fallo de este jueves no dejó a ninguna de las partes completamente feliz.

En el ayuntamiento de San Francisco había colas de parejas de homosexuales que esperaban que Walker diera su autorización de inmediato para contraer nupcias.

"Creo que deberían haber levantado la suspensión hoy", dijo James Olivera, de 58 años, partidario del matrimonio homosexual.

Viktor Choban, de 27 años y partidario de la prohibición, respondió: "La ley de Dios ha sido pisoteada por una persona".

En un fallo que tiene implicaciones para casi 40 estados de Estados Unidos, con leyes similares, el juez jefe del distrito, Vaughn Walker, dictaminó la semana pasada que la Propuesta 8 viola el debido proceso y la igualdad de derechos establecidos en la Constitución de Estados Unidos.

Este jueves sostuvo que quienes habían propuesto la prohibición no habían demostrado que pueda surgir un daño irreparable de permitir que los matrimonios entre homosexuales sigan adelante mientras se apela a su decisión.

"Quienes propusieron (la prohibición) tuvieron una oportunidad plena para entregar evidencia en respaldo de su posición y sin embargo no lograron presentar ni siquiera a un testigo creíble sobre el interés del Gobierno en la Propuesta 8", escribió el juez.