Montevideo. A un mes del levantamiento del corte en el puente internacional General San Martín, en la localidad uruguaya de Fray Bentos reina la incertidumbre. Mientras algunos comerciantes se muestran “optimistas” en que el piquete no se retomará, el gobierno municipal entiende que “va a pasar mucho tiempo” para que se recupere el clima de hermandad que se vivía antes del conflicto.

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú depuso la medida de corte por 60 días, pero vigila de cerca los contactos políticos entre Argentina y Uruguay. El activista Gustavo Rivolier dijo a Observa que cumplirá con la tregua de 60 días, pero adelantó que el corte “está latente”.

“Nos costó mucho imponer esa votación para liberar el puente. Las fuerzas están parejas y eso está latente. La exacerbación anticipada (de algunos integrantes de la Asamblea) podría complicar todo, por eso hay que ser muy cauteloso y esperar los resultados”, dijo.

La diferencia con la que se aprobó la liberación del puente fue de 7% a favor de la medida, tras una ajustada votación.

El activista valoró como “positivos” los encuentros que han mantenido los gobiernos de Uruguay y de Argentina, aunque consideró que los avances “no se ven plasmados en la práctica”.

“El problema es que con el correr de los días se ven pocos avances. Ya pasó un mes y todo sigue como antes del fallo de La Haya. Vamos a esperar al día 59 para evaluar los resultados”, dijo Rivolier.

Comerciantes, cautelosos. Desde que se levantó el piquete el flujo de autos y de transporte de carga “se vio sumamente incrementado”, dijo a Observa el presidente de la Asociación de Comerciantes de Fray Bentos, Leopoldo Cayrus.

El comerciante indicó que en estos 30 días se confirmó que Fray Bentos no es sólo una ciudad “de paso”, sino también turística. “Este mes coincidió que se registraron las vacaciones de invierno en Argentina. Eso incrementó la presencia de visitantes argentinos en la ciudad y en Las Cañas”, dijo.

Según Cayrus varios servicios registraron un movimiento “alto” como el sector hotelero y los restoranes. “Esperemos que el ritmo se supere con el paso del tiempo y se olviden los temas que nos enfrentaban”, dijo.

Aunque muchos comerciantes resolvieron volver a abrir los comercios que tenían en la cabecera del puente, otros prefieren esperar a que se cumplan los 60 días por temor a que la medida sea retomada.

“El Free Shop logró aumentar las ventas y se está tomando personal para cumplir todos los horarios. Las playas de estacionamientos están llenas de camiones que retomaron su ruta habitual. No pensamos que el ritmo se restauraría de forma tan rápida”, dijo.

Uno de los negocios más emblemáticos del puente que aún permanece cerrado es el restorán que se encuentra en la cabecera uruguaya. “Los dueños van a esperar porque eso significa una inversión muy importante pata tener el local abierto 24 horas como antes”, explicó.

El tránsito de particulares también reflejó la buena recepción de la medida por parte de los ciudadanos argentinos y uruguayos: “El fin de semana largo en Argentina estaban los tres carriles de ingreso al país llenos con esperas de una hora y media. Una señora me dijo que estaba emocionada de pasar de nuevo por el puente. Eso refleja la aceptación de la medida”, dijo.

Hermandad en juego. El intendente de Río Negro, Omar Lafluf, es optimista al analizar el futuro del conflicto: “Creo que el corte no va a volver. Les costaría mucho volver a implementar esa medida ahora”, dijo a Observa el jefe comunal.

Si bien Lafluf considera que el movimiento comercial se está retomando “con mayor rapidez de la esperada”, indicó que el ánimo de los fraybentinos será difícil de cambiar.

“No me animo a decir si la gente se olvidó de todo lo que pasó en estos años, pero considero que va a costar más tiempo recuperar esa hermandad que había antes del corte”, dijo.

El jefe comunal recordó que desde que se levantó la medida se mantuvieron varias reuniones con comerciantes de Fray Bentos y autoridades de Gualeguaychú para ayudar a retomar el buen clima.

“Yo estoy casi convencido de que el corte no se va a retomar pasado los 60 días, más que nada por la demanda que el Estado argentino interpuso contra los asambleístas”, dijo.