Buenos Aires. Presidentes de Sudamérica celebraron este viernes en Argentina la liberación y la vuelta al poder del presidente de Ecuador tras una asonada, y anunciaron que enviarán de inmediato a Quito a sus cancilleres para manifestar solidaridad con la democracia en el país andino.

Tropas militares rescataron al presidente Rafael Correa, quien estuvo más de diez horas el jueves encerrado en un hospital rodeado de policías sublevados que sumieron a Ecuador en una crisis institucional.

Los presidentes de Argentina, Chile, Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia y Uruguay, y altos funcionarios de Brasil, Guyana y Paraguay, miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), se reunieron de urgencia en Buenos Aires para tratar la crisis ecuatoriana.

Al término del encuentro, los presidentes manifestaron a través de un comunicado su repudio al "intento de golpe de Estado y posterior secuestro" de Correa.

"En estos momentos podemos celebrar el hecho de que nuestro compañero, el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, ha sido liberado y se encuentra en buen estado", dijo la presidente de Argentina, Cristina Fernández, al inaugurar la reunión en la madrugada del viernes.

"Hemos mantenido recién una charla telefónica a manos abiertas con él (Correa) y la situación se encuentra en Ecuador bajo control", dijo Fernández.

Los presidentes pidieron juicio y castigo a los sublevados en Ecuador y dijeron que no tolerarán ningún nuevo desafío a las legítimas autoridades del país.

Los presidentes "deciden que sus cancilleres se trasladen en el día de hoy (viernes) a la ciudad de Quito para expresar su pleno respaldo al presidente constitucional de la república de Ecuador", indicó el comunicado de los mandatarios.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hablando con periodistas al término de la reunión, acusó a Estados Unidos de conspirar contra gobernantes democráticos y comparó la asonada que sufrió Correa con el breve derrocamiento que él mismo padeció en Caracas en el 2002.

La Unasur es un órgano regional constituido en el 2008 que aún busca su consolidación.

La crisis en Ecuador, que dejó al menos dos muertos y 74 heridos, está poniendo a prueba la utilidad del organismo, dijo por su parte el mandatario de Perú, Alan García.

El mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que "estamos todos unidos en la región defendiendo la democracia. Es una señal muy importante. Sudamérica está unida".