La Paz. El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, afirmó hoy que ese organismo internacional no asume "posición" sobre el diferendo marítimo entre Bolivia y Chile.

"La norma que me he trazado y ustedes lo entenderán en este tipo de situaciones que comprometen a dos o tres países de la región es no tomar partido. Nosotros no vamos a expresar ninguna opinión sobre diferendos".

"Las diferencias o los procesos contenciosos que se llevan entre personas o entre países, para nosotros merecen respeto y consideración", señaló en conferencia de prensa en Palacio Quemado, luego de reunirse con el mandatario interino de Bolivia, Alvaro García Linera.

Según el ex presidente de Colombia, la Unasur es partidaria de que en una controversia entre países de la región se dé por "buenas salidas" que favorezcan a la integración.

Recordó que los países tienen instancias internacionales y regionales para la solución de controversias.

"Existen mecanismos internacionales y regionales de solución de controversias, de tramitación de estas diferencias que los países sabrán entender y utilizarán de la manera que consideren más conveniente para defender sus intereses", aseveró ante los periodistas.

Sin embargo, aclaró que no se va a referir a profundidad sobre este tema que concierne a Bolivia y Chile.

El gobierno de Evo Morales demandó a Chile ante la Corte Internaciohnal de Justicia (CIJ) de La Haya el 24 de abril de 2013 para forzarlo a negociar de "buena fe" una solución a la centenaria demanda boliviana.

Bolivia alega que el diálogo en todo este tiempo no ha dado frutos y la aspiración boliviana ha sido postergada sistemáticamente.

La CIJ determinó que Bolivia presentara la memoria donde sustenta su demanda hasta el 17 de abril de 2014, y cumplió esa determinación el 15 de abril pasado, en tanto que Chile tenía que responder con la presentación de su contramemoria hasta el 18 febrero de 2015.

Sin embargo, optó por interponer el 15 de julio una incompetencia de la Corte, lo que paralizó este proceso.

Bolivia presentó el viernes el alegato contra el recurso de incompetencia que Chile entregó ante la Corte Internacional de Justicia para frenar la demanda boliviana de que se avenga a negociar de buena fe una salida soberana al Pacífico.