El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia condenó los hechos de violencia registrados en la Araucanía chilena, en los que fueron baleados menores mapuche.

"Condenamos todo acto de violencia que amenace o ponga en riesgo la estabilidad física o emocional de niños, niñas y adolescentes", señaló una declaración de Unicef, que advirtió sobre "las nocivas secuelas que dejan hechos de naturaleza violenta en la niñez y la adolescencia".

Mencionó, entre ellas, "sentimientos de inseguridad, miedo, inestabilidad emocional y conductas regresivas que afectan el normal desarrollo".

El llamado de atención de Unicef se dio tras la difusión de las imágenes de cuatro menores mapuche heridos en operaciones policiales en el territorio Arauco.

La oficina de la ONU rechazó además la defensa de autoridades chilenas que alegaron que algunas familias mapuche utilizaban a sus hijos como escudos humanos frente a los Carabineros.

"No compartimos esa tesis. Ninguna persona, ningún padre o madre utiliza a sus hijos como escudo de protección", afirmó el funcionario de Unicef Nicolás Espejo.

El encargado del área de Protección legal de Unicef remarcó que "cuando los procedimientos policiales ocurren dentro de las comunidades, las policías se van a encontrar con niños y ese tiene que ser un dato que la policía debe tomar en cuenta".

En la noche del jueves, decenas de mujeres del pueblo mapuche protagonizaron una manifestación frente a la sede de Unicef en Santiago para denunciar la violencia ejercida contra sus hijos en los allanamientos policiales en la Araucanía.