Luxemburgo. La Unión Europea impuso sanciones económicas contra 11 funcionarios venezolanos en protesta por la reelección del presidente Nicolás Maduro, que el bloque afirma no fue ni libre ni justa, dijeron este lunes diplomáticos de la UE.

Los vetos a viajes y congelamiento de activos, que Reuters reportó en mayo, se suman a las penas contra siete funcionarios venezolanos de alto rango que el bloque sancionó en enero.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, figura entre los nuevos sancionados. También están la vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral, Sandra Oblitas, y su secretario general, Xavier Antonio Moreno Reyes.

Las medidas no apuntan directamente a Maduro, dado que la UE quiere presionar primero a aquellos que están en su entorno.

La UE, el tercer mayor socio comercial de Venezuela después de Estados Unidos y China, busca aislar a Caracas y ayudar a poner fin al que considera un régimen autoritario que está arruinando la economía del país, provocando escasez de alimentos.

En noviembre, la Unión Europea impuso un embargo de armas contra Venezuela.

Para más tarde este lunes, se espera que los ministros de Relaciones Exteriores de la UE emitan nuevamente un comunicado condenando los comicios de mayo.