Bruselas. La Unión Europea (UE) ofreció el martes dinero y otra ayuda a Italia para hacer frente a la gran cantidad de inmigrantes que intenta alcanzar las costas del bloque y asistir a los que ya han llegado a Europa.

No se fijó ninguna cifra sobre los fondos ofrecidos.

Según estimaciones de la UE, unos 5.500 tunecinos han llegado a Italia en los últimos días, escapando a los disturbios luego de las protestas que llevaron al derrocamiento del presidente Zine al-Abidine Ben Ali el 14 de enero.

El flujo de inmigrantes provocó una disputa diplomática entre Italia y Túnez y llevó a Roma a solicitar asistencia de la UE.

"Nosotros estamos listos para ayudar tanto a Italia como a Túnez. Este es un tema de gran importancia para la UE", dijo la comisaria de Asuntos Internos Cecilia Malmstrom en un discurso.

Malmstrom dijo que el número de personas que llegan a Italia, en su mayoría hombres en sus 30 años, habría retrocedido en las últimas 24 horas.

La mujer señaló que la UE podría también destinar efectivo para ayudar a Italia a pagar por alojamiento, atención médica, asistencia social y asesoramiento para los inmigrantes, y enviar a funcionarios para que ayuden a procesar las solicitudes de asilo.

La UE también podría enviar un equipo de la agencia de control Frontex para ayudar con la vigilancia fronteriza.

Malmstrom también instó a las autoridades a reforzar patrullas de frontera para "evitar contrabando, tráfico de personas, y que los criminales se escapen de prisión para aprovecharse de la situación".

La responsable de política exterior de la UE, Catherine Ashton, dijo que estaba buscando por lo menos 2.500 millones de euros (US$3.400 millones) para ayudar a Túnez, Egipto y otros países del norte de Africa.

Esto incluiría 1.000 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones en crédito sólo para Túnez.