Denver. La Universidad de Iowa rechazó a James Holmes, el hombre acusado de asesinar a más de diez personas en Estados Unidos, en una carrera en neurociencia pese a sus excelentes resultados, y un miembro clave instó a "NO ofrecerle admisión bajo ninguna circunstancia", mostraron este jueves documentos judiciales.

La decisión, tomada a comienzos del 2011, contrasta con la de la Universidad de Illinois y la de Colorado, que le ofrecieron a Holmes abultadas becas en programas similares en sus facultades.

Los documentos, entregados por la universidad tras un pedido, no explican la razón por la que Daniel Tranel, profesor de neurología y psicología y director del programa de neurociencia, se opuso a que Holmes fuera admitido.

Pero muestra que al menos otro profesor en el comité de admisiones coincidió con su recomendación.

Holmes, de 24 años, es acusado de disparar contra el público durante una función de medianoche de la última película de "Batman" en un cine de los suburbios de Denver, causando la muerte de 12 personas y heridas a otras 58.

El hombre se encuentra detenido sin opción a fianza en confinamiento solitario en la cárcel del condado de Arapahoe, en Denver.

Holmes, quien había comenzado unas semanas antes del tiroteo los procedimientos para abandonar un posgrado en neurociencia en la Universidad de Colorado tras apenas un año de haberlo empezado, fue acusado con 24 cargos de homicidio en primer grado y 116 cargos de intento de asesinato.

Los documentos de postulación de la Universidad de Iowa, entregados en el 2010, muestran que Holmes fue calificado como "verdaderamente excepcional" por uno de sus profesores en un formulario de recomendación, el máximo honor posible.

En un ensayo que acompaña la postulación, Holmes escribió sobre su experiencia trabajando como orientador en un campamento de verano para niños de bajos recursos, donde dijo que era responsable de niños diagnosticados con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y de uno que sufría esquizofrenia.

"Estos niños estaban muy medicados, pero eso no resolvía sus problemas, sólo creaba nuevos", escribió. "La medicación los cambiaba de chicos muy creativos con mucha energía a seres laxos que solo hacían las actividades. Quería ayudarlos pero no pude", afirmó.

La postulación muestra también que Holmes quedó en el dos por ciento principal de los aspirantes en un examen estándar de aptitud verbal y obtuvo la máxima puntuación posible en un test de razonamiento cuantitativo.

Holmes se graduó con honores en la Universidad de California, en Riverside, donde se centró en estudios de neurociencia.

Los documentos fueron divulgados antes de una audiencia de este jueves sobre el caso para determinar si la fiscalía puede tener accedo a un paquete enviado por Holmes a la psiquiatra Lynne Fenton de la Universidad de Colorado.

Los abogados de la defensa afirman que el contenido del paquete está dentro del privilegio doctor-paciente entre Holmes y Fenton.