Sao Paulo. Unos 3.000 integrantes del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), según cálculos de la Policía Militar, protestaron este miércoles de forma pacífica en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, durante la celebración del séptimo día del Mundial de Fútbol.

Los "sin techo" realizaron una marcha por algunas vías de la capital paulista para pedir la aprobación definitiva del Plan Director de Sao Paulo, que define el crecimiento de la ciudad para los próximos años.

De acuerdo con el movimiento, unas 15.000 personas participaron de la caminata, que complicó el tráfico en algunas zonas de la ciudad la víspera del festivo por la celebración del Corpus Christi.

Los manifestantes llegaron hasta las puertas del Sindicato de Vivienda de Sao Paulo, que fue cercado por policías para evitar la entrada de los "sin techo".

Días antes del inicio del Mundial, el MTST anunció protestas "menos intensas" después de que el gobierno aceptara algunas de sus demandas, aunque amenazó con más movilizaciones, como la protagonizada este miércoles, para presionar por la aprobación del Plan Director.

"Queremos vivienda digna. Queremos acelerar el Plan Director para la construcción de los apartamentos", comentó uno de los participantes de la marcha.

El Plan prevé, entre otros aspectos, la construcción de viviendas populares en áreas de preservación ambiental y el incremento en un 20% del número de terrenos destinados a las conocidas como "viviendas de interés social".

En las últimas semanas los "sin techo" han organizado importantes manifestaciones en Sao Paulo, donde han bloqueado vías de la ciudad y arremetido contra algunas de las constructoras responsables de las obras de los estadios mundialistas, aunque la de hoy fue la primera manifestación visible desde que comenzó el Mundial.

En Porto Alegre, ciudad que este miércoles fue sede del partido entre Holanda y Australia, una manifestación de unas 100 personas que protestaba contra el Mundial acabó siendo dispersada por la Policía con bombas aturdidoras.

De acuerdo con el ayuntamiento, tres personas resultaron heridas leves.