Rumbo al centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que se conmemorará el 5 de febrero del 2017, urge reordenar o reorganizar el texto vigente porque es disfuncional y burocrático, plantearon los constitucionalistas Diego Valadés Ríos y Héctor Fix Fierro.

Durante el panel “México ante el centenario de la Constitución”, organizado por el Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP) de la Cámara de Diputados, Valadés Ríos y Fix Fierro, integrante del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional y representante del director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, y Pedro Salazar Ugarte, respectivamente, establecieron que la Carta Magna debe ser consolidada mediante un ejercicio de revisión técnica de conjunto.

Y es que como parte de las distintas reformas a la Constitución, explicó Fix Fierro, se han incluido muchos elementos y detalles, importantes para el acuerdo político, pero que hacen difícil el acceso y manejo del texto constitucional.

De ahí que propusieron, de entrada, incluir un preámbulo con diferente redacción la cual, completó Valadés Ríos, sintetiza el contenido general de la Constitución y permitirá su interpretación ulterior.

Propusieron además reformar el Artículo 69 para establecer que las leyes de desarrollo constitucional sean aprobadas por mayoría calificada de dos tercios en ambas cámaras del Congreso, como sucede a la fecha, pero que no se envíen a los congresos de los estados para su ratificación.

En vez de eso, sugirieron introducir la figura jurídica de control previo de constitucionalidad por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).