Bogotá. El Presidente colombiano, Álvaro Uribe, aclaró este martes que la declaratoria del estado de conmoción interior no se dará para que el Gobierno elija autónomamente el nuevo fiscal general de la nación.

En medio de la puja que vive la Corte Suprema de Justicia y el Jefe de Estado por este tema, el Primer Mandatario sostuvo que nunca la intención del Ejecutivo ha sido "usurpar" las funciones de la justicia.

"La conmoción nunca puede tocar las normas constitucionales; la elección del nuevo Fiscal es hoy en Colombia objeto de un artículo de la Constitución que se debe cumplir", explicó en rueda de prensa.

"Nosotros siempre hemos promovido fortalecer las competencias de la justicia", recalcó Uribe en la Casa de Nariño.

Según él, la preocupación del Gobierno está sustentada en un evidente crecimiento de los asesinatos que se dan por las bandas criminales del narcotráfico; por ende, es necesario declarar ese Estado de excepción.

Para el Presidente hay una evidente "vulnerabilidad de los jueces", lo cual ha suscitado el alto nivel de excarcelación de peligrosos delincuentes.

"Se está examinando hasta qué punto los jueces de garantías donde operan las bandas emergentes son personas vulnerables", afirmó.