Bogotá. Los gobiernos panameños de Mireya Moscoso y Martín Torrijos fueron solidarios con Colombia en la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico, dijo el presidente Alvaro Uribe, quien en ocho años de gestión lideró la mayor ofensiva contra los rebeldes y traficantes.

Las declaraciones de Uribe se produjeron un día después de que el diario La Prensa de Panamá informó que Moscoso y Torrijos mantuvieron diálogos con las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para evitar enfrentamientos con esa guerrilla en la zona fronteriza y garantizar una posición neutral.

"Este gobierno nacional ha recibido toda la solidaridad de los gobiernos de Panamá en nuestra lucha contra el terrorismo. Cuando yo llegué a la presidencia se desempeñaba como presidenta de Panamá, la doctora Mireya Moscoso, de ella recibimos toda la solidaridad en esta lucha", declaró Uribe.

"Después recibimos toda la solidaridad del señor presidente Torrijos y ahora recibimos toda la solidaridad del señor presidente (Ricardo) Martinelli", precisó el mandatario en declaraciones a periodistas.

Contactos.  El informe periodístico citó documentos encontrados en uno de los computadores del líder de las FARC Raúl Reyes, muerto en un bombardeo de militares colombianos sobre una zona selvática de Ecuador, en marzo del 2008, en un hecho que desató una crisis diplomática entre Bogotá y Quito.

La versión periodística aseguró que los supuestos acuerdos incluyeron encuentros de delegados de Moscoso y Torrijos con la guerrilla en los que se pactó la devolución de rebeldes capturados por las fuerzas de seguridad de Panamá.

La semana pasada el presidente Martinelli dijo que gobiernos anteriores al suyo, que no identificó, tenían un arreglo amistoso con el narcotráfico y con la guerrilla, pero advirtió que esa situación se acabó.

Colombia y Panamá comparten una frontera terrestre de 266 kilómetros, estratégica para el tráfico de drogas y de armas, de acuerdo con fuentes de seguridad.

De acuerdo con oficiales del Ejército y la Policía Nacional de Colombia, guerrilleros de las FARC acostumbran a pasar a territorio panameño para eludir las ofensivas militares en Colombia.

Pese a sus declaraciones, Uribe anunció que solicitó al director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo, examinar el tema.