Bogotá. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, señaló que su misión al terminar su mandato como jefe del Estado será convertirse en integrante de la red de cooperantes de las fuerzas de seguridad estatales.

Señaló que se armará de un teléfono celular, que es la principal herramienta con la que deben contar los colombianos en la cooperación con los organismos de seguridad.

"No voy a portar si no un arma: un teléfono celular, que es lo único que necesitamos los cooperantes”.

“Cuando regrese al bello oficio de simple ciudadano de Colombia, participaré como cooperante de la fuerza pública”, dijo.

Añadió que “no voy a portar si no un arma: un teléfono celular, que es lo único que necesitamos los cooperantes”.

El pronunciamiento se dio en el marco de uno de los últimos consejos comunales de Gobierno que preside Uribe Vélez en Medellín, Antioquia, durante su cumpleaños número 58.