Bogotá. El ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó que el terrorismo se fortalece con los actos de generosidad y que para combatirlo se requiere desarticularlo.

En una entrevista concedida a Expansión, sostuvo que “mi experiencia me dice que el terrorismo no negocia, sino que aprovecha cualquier generosidad para fortalecerse. Al terrorismo hay que desarticularlo. Para ello, no es necesario recurrir a un aplacamiento militar, sino a la presión ejercida desde la autoridad para meter a los terroristas en la cárcel y así evitar nuevos reclutamientos”.

Consultado sobre lo que debería hacer el gobierno español para que los integrantes de ETA no se refugien en América Latina, respondió: “España cuenta con países que le prestarán toda la ayuda posible para atraparlos. A los países que no tengan esa voluntad hay que exigirles que cumplan con sus obligaciones internacionales”.

Uribe también reiteró sus críticas a los poderes extraordinarios entregados al presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

A su juicio, “estos nuevos poderes son un golpe de Estado a la democracia. Venezuela eligió recientemente un nuevo parlamento, que tiene previsto empezar a funcionar el 4 de enero. Sin embargo, el viejo parlamento, ya reemplazado, dictó unas leyes que otorgan el poder legislativo al gobierno. En la nueva cámara, el ejecutivo no hubiese conseguido la mayoría parlamentaria para obtener dicho poder. Es decir, se eligió un parlamento al que ahora no se le permite actuar. Eso es un golpe de Estado”.

En cuanto a los países que reflejan mejor el cambio económico en América Latina, dijo que “no hay duda de que Chile ha tenido una estabilidad ejemplar: el juego político no ha sido óbice para que el país mantenga una permanente prosperidad económica. Pero, por supuesto, también hay que destacar el caso de Colombia”.

Por otra parte, Uribe destacó la importancia de que la región establezca alianzas con todas las zonas. “Lo que necesita América Latina es aliarse con todo el mundo, no sólo con EE.UU. Los intercambios comerciales de los distintos países obligan a ver el sector externo en conjunto: algunos, como Colombia, tienen una gran conexión comercial con EEUU, otros la tienen con China, India, y cada vez más con la Unión Europea”, dijo.