El ex presidente Álvaro Uribe Vélez insistió este miércoles en que existe una "venganza criminal" contra su gobierno.

Para explicar lo que está sucediendo, el ex mandatario dijo que tras la extradición a EE.UU. de los 14 cabecillas de las Autodefensas Unidas de Colombia, se empezaron a gestar las "venganzas" para su gobierno.

En ese sentido, Uribe recordó cómo le pidió al actual director de la Policía Nacional, general Oscar Naranjo Trujillo, que los extraditaran y cómo el oficial le advirtió de las venganzas.

"Recuerdo que me dijo el general...y después de dejar estos cargos, quién nos va a cuidar...general, veremos, por ahora extraditémoslos", relató.

¿Venganza política? Uribe, en un foro en la Universidad del Rosario, igualmente reiteró que esta extradición no fue para que los 'paras' evitaran a la justicia colombiana.

Frente a ese tema, habló de un posible "abuso" del acceso que han tenido políticos colombianos a los paramilitares extraditados.

"Algunos políticos de aquí que se declaraban grandes enemigos del paramilitarismo y tenían a los 'paras' como sus verdugos, ahora se dedican a ir a las cárceles a congraciarse con los paramilitares", aseguró.

Según él, esos políticos -a los cuales no mencionó- se dedican a ser ahora amigos de 'paras' con el fin de "difamar y acusar al Gobierno de Uribe".