Bogotá. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, insistió este jueves en que la central de inteligencia de su país no realizó labores de espionaje al mandatario de Ecuador, Rafael Correa, y expresó que las versiones provendrían de personas cercanas al propio organismo.

Uribe le salió al paso a las versiones de un medio de prensa ecuatoriano, que dijo a comienzos de la semana que el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), la policía secreta colombiana, realizó una operación de espionaje telefónico a Correa, con el conocimiento de Bogotá.

Las versiones provocaron una fuerte reacción de Correa, quien expresó que de confirmarse las interceptaciones su país rompería nuevamente las relaciones con Colombia.

"Con este caso ya son varios los casos de personas malintencionadas, probablemente cercanas al DAS, que han querido con informaciones que no corresponden a la realidad afectar el buen nombre del Gobierno y en este caso afectar relaciones internacionales", dijo Uribe a periodistas.

Quito y Bogotá avanzan en el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, después de que Correa las rompió hace dos años tras una incursión militar colombiana en la selva ecuatoriana contra un campamento de la guerrilla de las FARC, en la que murió Raúl Reyes, uno de sus máximos líderes.

"Quiero reiterar que el único propósito que tenemos es el de restablecer plenamente las relaciones con la hermana república del Ecuador, en este marco de lucha común contra el narcoterrorismo", agregó Uribe.

En los últimos meses, el DAS ha sido foco de varios escándalos, entre ellos las interceptaciones telefónicas ilegales a políticos, magistrados y periodistas de la oposición.

Debido a ello, Uribe anunció su intención de liquidar el organismo de inteligencia y reemplazarlo por uno más pequeño y más eficiente.