Montevideo. El gobierno uruguayo enviará esta semana al Congreso un proyecto de ley para facilitar el levantamiento del secreto bancario ante casos de sospechas de ilícitos y para gravar los depósitos de uruguayos residentes en instituciones del exterior.

De esta manera, el país busca ponerse a resguardo de sanciones como la “lista negra” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, explicó que esta iniciativa está inspirada en la reciente modificación a la legislación que hizo Chile en esta materia.

“Estamos ajustándonos a prácticas recientes y permiten despejar toda duda respecto a la calidad de nuestra administración tributaria y la cooperación internacional. Se termina todo tema referido a listas en los que el país pudo haber sido incluido”, dijo Lorenzo a la prensa tras el consejo de ministros.

En la reunión del presidente José Mujica con sus ministros se aprobó esa polémica iniciativa, que generó durante la campaña electoral una fuerte controversia.

La ley, en caso de se aprobada, permitirá que la Dirección General de Impositiva (DGI) le pueda pedir a la Justicia el levantamiento del secreto bancario para un contribuyente en particular.

Tal como sucede actualmente será la Justicia la encargada de habitarlo, pero ahora lo podrá pedir la DGI siempre que “tenga denuncia fundada de acuerdo a algún contribuyente”, dijo Lorenzo.

Impuestos. El otro aspecto sustancial de ese proyecto de ley es el que obliga a los contribuyentes uruguayos que vivan en el país y tengan depósitos en el exterior, a pagar impuesto a la renta. Esos ingresos, ahora deberán incluirlos en su liquidación de Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Lorenzo señaló que antes a los depósitos no se los consideraba “fuente uruguaya”, pero ahora se cambia ese concepto. “Esto implica que a partir de ahora van a tener que tributar Impuesto a la Renta a las Personas Físicas, los ingresos y la parte de capital que tengan uruguayos residentes en operaciones y colocaciones en el exterior”, dijo el ministro.

Lorenzo señaló que esto esta relacionado “con el tema del secreto bancario”, ya que ahora, dados los acuerdos que Uruguay tiene con otros países para evitar la doble tributación, le va a permitir fiscalizar.