Montevideo. El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, citó este miércoles al embajador de Venezuela en el país, luego que el mandatario Nicolás Maduro cuestionó al vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic, quien dijo que no tenía pruebas sobre la injerencia de Estados Unidos en la nación petrolera.

Maduro criticó este lunes en cadena nacional las declaraciones que Sendic hizo a periodistas antes de asumir la presidencia de la Cámara de Senadores días atrás, aunque sin mencionarlo directamente.

"Un amigo en el sur, un gran amigo, que tiene un buen cargo en el gobierno, declaró que no le constaba la injerencia de Estados Unidos sobre Venezuela. ¡Qué vergüenza esa declaración! Estamos agredidos, intervenidos, amenazados y todavía hay gente que dice eso en América Latina", dijo Maduro.

"No acepto un solo comentario sobre Venezuela, de nadie, que horade nuestra dignidad y nuestra soberanía. A veces el comandante Chávez me decía: 'Tranquilo, Nicolás, (...) que el mundo está lleno de cobardes', cuando por allá salió un cobarde, a tratar de ganar indulgencia con los gringos", agregó.

Nin Novoa le trasladó al embajador venezolano en Montevideo, Julio Chirino, el "malestar" de Uruguay.

La cancillería dijo en un comunicado "que considera inamistosas dichas declaraciones, ya que afectan no sólo a la persona a la que están dirigidas sino a la investidura que representa y a la institucionalidad que la respalda".