Montevideo. La amenaza del presidente francés, Nicolás Sarkozy, de apartar a Uruguay de la comunidad internacional por considerarlo un "paraíso fiscal", causó un revuelo diplomático.

El consejo de ministros analizará este lunes los dichos del mandatario galo. El gabinete espera recibir los informes del canciller, Luis Almagro, y del ministro de Economía, Fernando Lorenzo.

Al mismo tiempo, arribó al país sudamericano el embajador uruguayo en Francia, Omar Mesa, quien fue convocado por el gobierno en forma urgente, quien mantendrá una reunión con Almagro este lunes.

En tanto, Mujica se limitó a decir este domingo: "Yo tomé las decisiones, y por el momento, quieto".

El vicepresidente, Danilo Astori, señaló a El Observaor que "si Argentina y Brasil quieren hacer alguna declaración, bievenida sea, pero no va haber gestiones para eso". Según informó Subrayado, Mujica se comunicó telefónicamente con Cristina Fernández, aunque se desconoce cuál fue el tema que trataron.

Además, la situación será tratada por la mesa política del Frente Amplio. El senador del Frente Amplio, Carlos Baráibar, dijo a Radio Montecarlo que analizarán la posición de los países vecinos ante esta situación.

Como adelantó a El Observador este sábado, el presidente Mujica llamó a la oposición para contarle qué medidas tomará ante los dichos del presidente francés. Todas las colectividades políticas mostraron un total respaldo al mandatario. "Argentina y Brasil, que integran el G20, ¿están de acuerdo con lo que dice el presidente francés?. ¿esos son nuestros socios comerciales? Que rechacen o convaliden lo que dijo Sarkozy", dijo a El Observador, el líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga. Los dirigentes opositores, coincidieron en señalar que el mandatario tuvo un buen gesto al llamarlos para informarles sobre la postura del gobierno.