El ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, dijo que el cambio de tono que dio la cancillería en la respuesta a su par argentina se da porque los temas que se detallan en el comunicado deben ser tratados con apremio (inversiones de UPM, el proyecto de DIFALOR, los proyectos de infraestructura y navegabilidad del Puerto de Nueva Palmira). El ministro cuestionó en esa carta la decisión argentina de "reevaluar" su relación con Uruguay luego de que se habilitara un aumento en la producción de la planta de celulosa UPM.

Consultado por En Perspectiva sobre si el gobierno ha perdido la paciencia, Almagro respondió: “Mi paciencia es infinita pero los intereses de Uruguay tienen ciertas urgencias”.

Almagro además dijo en referencia a la decisión argentina de acudir nuevamente a la Corte Internacional de Justicia: “Si hay que ir a La Haya nosotros siempre dijimos que nos asiste derecho y razón suficiente como para contestar adecuadamente y como para sostener el mantenimiento de la planta en su lugar y este aumento de producción. Tenemos suficiente derecho en nuestras espaldas como para saber que hemos tomado las decisiones correctas”.

Con respecto a la reevaluación de las relaciones con Uruguay que Argentina plantea hacer, Almagro explicó: “Espero que se de algo que es bastante obvio. Para nosotros como para ellos es más importante tener más comercio que menos, tener cada vez mejores condiciones de navegación y no peores, tener cada vez mejor cooperación en términos de educación, ciencia y tecnología, y seguridad que menos, tener cada vez más turismo recíproco, que menos. Ese es el resultado lógico de la reevaluación”.

"En ese sentido haremos los ajustes para que la ecuación siga dando positiva para los intereses nacionales y para los intereses de los empresarios del país y para la mejores condiciones de las inversiones en el Uruguay", concluyó el ministro sobre el tema.

Consultado sobre lo que dijo el excanciller Didier Opertti a En Perspectiva este lunes, de que “Argentina carece de legitimidad para tomar las medidas que está tomando (…) No tiene hoy fundamentos jurídicos que la asistan para ir a La Haya. Ha violado abiertamente los acuerdos de transporte hechos en el ámbito del Mercosur, ha violado el tratado del Río de la Plata, ha violado el tratado de Montevideo de Aladi, ha violado el tratado de Asunción de marzo del 81, ha violado el protocolo de Ouro Preto de diciembre del 94; la Argentina se ha caracterizado en su relación bilateral por una violación sistemática de los acuerdos internacionales con Uruguay”, Almagro se mostró de acuerdo.

En referencia a lo inesperado del anuncio Almagro respondió que no lo considera de esa manera: “Lo hemos referido en cada ocasión. Todos sabían que el objetivo final era 1.3 millones (…) Siempre hablamos de 1.300 toneladas. Lo que se tramitó en la CARU 2011 a 2013 fue 1.3.”, dijo Almagro.

Precisamente, en referencia a la Comisión Administradora del Río Uruguay (Caru) explicó que por medio de esta se presentaron varias consultas, se contestaron preguntas y que se dieron dos plazos de 180 días para que contesten. Indicó que estas instancias “no pueden ser espacios de ciclos de preguntas y respuestas durante 20 años”. Y aseguró que “Uruguay nunca se movió del diálogo. Es Uruguay el que promueve el diálogo”.

Finalmente dijo: “Esto va a continuar con los planteos de Uruguay. Argentina ha dicho cosas y hoy Uruguay tiene está preparado para responder a esas cosas”.

Saludo en Bolivia. “En Santa Cruz nos saludamos muy cordialmente. Se acercaron a nosotros la presidenta y el canciller. Y hablamos de los temas que correspondían de la agenda multilateral”, contó Almagro explicando que no correspondía en esa instancia hablar del conflicto.