Montevideo. El ex soldado uruguayo, Julio Ruperto Ramírez, fue encontrado muerto al parecer por entrgar información clave acerca de los enterramientos de desaparecidos en el país.

El hombre de 60 años, que habría involucrado a miembros de su ex institución, fue encontrado en el río Uruguay, a 180 kilómetros de Montevideo, con la cara y el cuerpo destrozado, y con una puñalada en el abdomen.

Ramírez habría aportado informaciones y hasta un croquis que aún se conserva sobre enterramientos de desaparecidos en la cancha de fútbol del Batallón 13, conocido como "el Infierno (para los presos) o el "300 Carlos" (según la jerga militar).

Según informó el diario La República, Ramírez prestó servicios en el Batallón 14 de Toledo, donde hay pistas sobre la existencia de un cementerio clandestino de desaparecidos, llamado "Arlington" y donde próximamente se reanudarán las excavaciones para encontrar cuerpos de desaparecidos.

El ex soldado habría sido asesinado el pasado 12 o 13 de diciembre, siendo encontrado el cuerpo este martes.