El ex presidente de la República, Tabaré Vázquez, habló este martes en el colegio Monte VI ante una veintena de ex alumnos del colegio que lo invitaron a disertar sobre su gobierno nacional.

Luego de enumerar los logros de su periodo, uno de los presentes lo consultó sobre la relación que entabló con el entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush. Fue entonces cuando Vázquez contó una serie de anécdotas entre las que confesó que le solicitó apoyo a Bush y a su secretaria de Estado, Condoleezza Rice, en caso de que Uruguay se enfrentase en un “conflicto bélico” con Argentina.

Vázquez relató: “Yo fui a visitar al presidente Bush, quien tuvo la amabilidad y gentileza de recibirme. Me recibió en la Casa Blanca. Era un momento muy particular de las relaciones entre Uruguay y Argentina por el tema de los bloqueos de los puentes. Fui por razones comerciales, para estrechar los lazos comerciales de ese país y el nuestro. Pero también Uruguay necesitaba un respaldo, como dice Martín Fierro: 'todo gaucho necesita un palenque”.

“Teníamos un conflicto muy serio con Argentina”, recordó Vázquez. “Y un presidente tiene la obligación de plantearse todos los escenarios posibles que se le puedan presentar ante un determinado problema. No esperar a que el problema surja para ver qué hacemos. Y yo me planteé todos los escenarios, desde que no pasara nada, y al otro día nos levantáramos y estuviera solucionado el problema, hasta que hubiera un conflicto bélico”. “¿Tenía argumentos o razones para planteármelo o estaba dramatizando?”, se preguntó el ex mandatario. “A mí no me gusta dramatizar”, se contestó y comenzó a mencionar algunos antecedentes bélicos en los que estuvo implicado el Peronismo o el gobierno argentino, para justificar su pedido de apoyo a Bush.

Cuando se trasladaron los restos de Juan Perón, los peronistas "estuvieron a los balazos” entre sí, comentó.“Hubo una señora que dijo que iba a venir con una bomba a atarse para volar Botnia”, recordó Vázquez en alusión a otro de los episodios bélicos vinculados a Argentina. “¿Qué pasaba con las demostraciones del ejército argentino, del otro lado, frente a Paysandú, que nunca las habían hecho y las hicieron e hicieron un despliegue? ¿Qué hubiera pasado si teníamos un conflicto con Argentina?”, se preguntó Vázquez.

“Yo me reuní con los tres comandantes en Jefe y les planteé el escenario”, continuó el ex mandatario. “Y me dijeron: 'podemos hacer una lucha de guerrilla'. El Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea me dijo: 'tenemos cinco aviones y combustible para 24 horas; si salen nuestros cinco aviones no vuelve ninguno'”. La anécdota despertó la risa del auditorio. Pero pronto Vázquez abandonó la comicidad y precisó: “Estábamos en un estado de indefensión”.

“Yo me reuní con los tres comandantes en Jefe y les planteé el escenario”, continuó el ex mandatario. “Y me dijeron: 'podemos hacer una lucha de guerrilla'”, agregó. “El Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea me dijo: 'tenemos cinco aviones y combustible para 24 horas; si salen nuestros cinco aviones no vuelve ninguno'”. La anécdota despertó la risa de los presentes. Pero pronto Vázquez abandonó la comicidad y precisó: “Estábamos en un estado de indefensión”.

“Estas cosas no se pueden hablar en ese momento y en público”, explicó el ex presidente, excusándose por ser la primera vez en que hacía públicos estos sucesos.

Vázquez y Bush. “Entonces fui a Estados Unidos a tratar de mejorar el intercambio comercial entre nuestros países, y también le pedí a la señora Canciller Condoleezza Rice que dijera, si ella lo entendía así, porque ya me había reunido con ella en Santiago de Chile, que Uruguay era un país amigo y socio de Estados Unidos... y que le pidiera al presidente Bush si era posible que dijera lo mismo”, relató Vázquez, entusiasmado y sonriente. “Y así fue”, sentenció. “Dijeron: 'Uruguay es un país amigo y socio de Estados Unidos'; y se aplacaron todos los ánimos”, agregó Vázquez en referencia al cese de las insinuaciones bélicas de Argentina.

“Somos países pequeños y necesitamos de ese relacionamiento internacional en el plano del respeto al derecho internacional y también en el plano de buscar respaldo si el país llega a tener algún conflicto o algún problema”, precisó. Luego Vázquez destacó que Bush era “un presidente electo libre y democráticamente por el pueblo de los Estados Unidos”.

Vázquez y Chávez. Tras esta anécdota y sin que mediara otra pregunta del público, Vázquez relató un encuentro particular que mantuvo con el entonces y actual presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Remedando la voz del mandatario venezolano, Vázquez dijo: “¿Tabaré, va a firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el imperio y no se cuánto y no se qué?” Vázquez le respondió entonces: “Sí, si es favorable para el Uruguay, sí”. El ex presidente uruguayo reconstruyó entonces la conversación que mantuvo con el mandatario venezolano, en la que, ante las insistentes preguntas de Vázquez, Chávez le especificó que vendía US$38.500 millones de petróleo a Estados Unidos por año.

“Si vos no le vendés más petróleo, yo le declaro la guerra a los Estados Unidos”, le dijo Vázquez a Chávez, según recreó el ex mandatario este martes, minutos antes de que la selección uruguaya jugara contra Paraguay en Asunción y mientras algunos de los jóvenes espectadores reían y otros miraban preocupados sus relojes y celulares.

A Estados Unidos “le quiero vender carne, le quiero vender lana, le quiero vender pasto, le quiero vender tierra, le quiero vender arena, lo que pueda, porque es trabajo para nuestra gente”, continuó Vázquez, quien encadenó la anécdota con otra sobre una charla que mantuvo con un hombre en Bella Unión durante la campaña electoral de 2004.

“Si podíamos haber llevado adelante un Tratado de Libre Comercio, lo hubiéramos llevado”, advirtió Vázquez, quien justificó no haber firmado el TLC porque el tratado propuesto por Estados Unidos, que tenía como modelo el firmado con Perú, no le servía a Uruguay. “Fui yo el que dije: 'en estas condiciones no negociamos, porque esto no es negociar, esto es una imposición'”, recordó.

Vázquez y Bush padre. “Siendo intendente de Montevideo vino el presidente Bush padre a Montevideo”, relató luego Vázquez en referencia George H. W. Bush, presidente de Estados Unidos entre 1989 y 1993. “Y yo me vi en el dilema de entregarle o no las llaves de la ciudad que se le entrega a todo mandatario cuando viene. En mi propia fuerza política decían que no tenía que entregarle las llaves al presidente del imperio. Yo no encontré elementos para no hacerlo y lo hice”, destacó.

“Bush no pudo ir por razones de seguridad a la intendencia y yo fui al Palacio Legislativo a entregársela”, continuó. "Al otro día, cuando fui a la intendencia, miré por el despacho hacia afuera, hacia la calle San José y Ejido, y había un cartel que decía: 'Bush go home y llevate a Tabaré'”, relató entre risas Vázquez.