Montevideo. El presidente de la Federación Rural (FR), Miguel Bidegain, dijo que la gremial respalda la posición del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre, contraria a la idea presidencial de aumentar los tributos al sector agropecuario.

“Es una posición firme, hay que respaldarla y no es bueno que renuncie en este momento. Sería catastrófico para la producción y para el país”, afirmó Bidegain.

La intención del presidente José Mujica de incrementar los impuestos a los dueños de más de 2 mil hectáreas amenaza con convertirse en un tema excluyente en el 94° Congreso de la FR.

El dirigente le pidió paciencia a Mujica y dijo que “entre todos podemos consensuar una nueva forma de tributación agropecuaria, más justa, pero sobre todo que defienda al que más invierte y que más genera inversión y mano de obra”.

“No se sabe lo que puede pasar y estamos procurando una instancia de diálogo, mesurada, con un análisis, principalmente con los ministros de Economía y Ganadería, sobre cómo puede incidir una mayor tributación”, añadió.

Bidegain consideró básico buscar una salida a esta situación porque Mujica “ya tiró la piedra y la tiró mal, en un momento malo, quizá obedeciendo a un Plenario de su partido y no al sentido común que exige tomar una medida de este tipo”.

Bidegain sostuvo que si se aleja Aguerre “es claro que va a venir un ministro político, que responda a ese Plenario”. El directivo de la Asociación Agropecuaria de Artigas, Mario Ayala, destacó que los anuncios de Mujica sobre su intención de aumentar los impuestos a la tierra, “es algo menor”.

“Lo que preocupa es la forma en que está actuando el gobierno, la descoordinación dentro del Ejecutivo y del partido de gobierno: el ministro dice una cosa y el presidente otra. Según nuestros asesores, más que el impacto del aumento, preocupa la forma en que se hace”.

El ex presidente de la FR y directivo de la Agropecuaria de Salto, Carlos Secco, enfatizó que este congreso está viviendo un momento de nerviosismo, no solo por los hechos políticos de las últimas horas, sino por la forma en que está siendo jaqueado el campo, por un desconocimiento profundo de cuál es la realidad. “Se miran los precios, no se analizan los costos. También tenemos mucho desorden y desinterés en el MGAP en temas de sanidad animal”, dijo.

El vicepresidente de la Asociación Rural de Soriano, Alejandro González, consideró que las señales que envió Mujica “son para perturbarnos y esperamos que no sea así para el bien del sector y del país”.