Montevideo. El poder ejecutivo quiere intervenir en las acciones de los entes autónomos, organismos descentralizados y las empresas públicas con el objetivo de alinearlos a las políticas centrales del gobierno como la Reforma del Estado.

Con ese objetivo se enviará al parlamento en la primera mitad del año un proyecto denominado Ley marzo de relacionamiento entre el poder ejecutivo y las empresas públicas, según publica este lunes el diario El Observador.

El prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, explicó que el proyecto se presentará “respetando los límites de la Constitución” y aclaró que lo que se pretende es que las empresas “se alineen a una estrategia global porque las políticas se tienen que transversalizar”.