Montevideo. El gobierno uruguayo es “optimista” y está decidido a solucionar los conflictos sindicales en los próximos días. El ministro de Trabajo Eduardo Brenta dijo que el único camino para destrabar las medidas gremiales “es el diálogo”.

El secretario de Estado informó a radio Carve que la esencialidad no es una opción que el gobierno maneje para solucionar los conflictos y dijo que el ejecutivo no actuó de forma blanda ante las medidas adoptadas por algunos gremios. “Soluciones duras traen respuestas duras y nadie quiere situaciones de violencia. Por eso estamos apostando a retomar las relaciones laborales y que éstas mejoren en calidad, como ya ocurre en varios sectores”, dijo.

Nada de piquetes. Brenta se refirió al conflicto que protagoniza la Asociación de Funcionarios Aduaneros (AFA) que resolvió este lunes iniciar un paro por tiempo indeterminado en reclamo de cambios al proyecto de Ley de Presupuesto Nacional. La medida afecta las importaciones, tránsito y exportaciones, aunque no afecta a las mercaderías perecederas, “peligrosas” y medicamentos de uso humano.

En este sentido Brenta anunció que en el correr de las próximas horas se habilitarán mecanismos “que sin interrumpir la medida de paro” permitan no afectar la circulación de la mercadería.

En cuanto a la intención de la Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre del Uruguay que evalúa la posibilidad de cortar el paso en las fronteras por donde circulen mercaderías del comercio exterior uruguayo, Brenta fue muy claro: “aquí no se admitieron piquetes o acceso a espacios públicos y privados. Cuando se intentó hacer algo de eso, actuó el ministerio del Interior y hemos tenido una coordinación permanente en este tema. El derecho de huelga está garantizado, pero no debe chocar con el derecho de los ciudadanos a circular”, dijo.

Día de decisiones para la banca y SAQ. Dos de los conflictos que más preocupan al gobierno tendrán jornadas clave este miércoles. Por un lado los anestesistas se volverán a reunir en el ministerio de Salud Pública, donde se podría destrabar definitivamente el conflicto que afecta a las cirugías. Los integrantes de las Sociedades Anestésico Quirúrgicas (SAQ) recibieron este martes el proyecto del Ejecutivo sobre las cajas de auxilio, el que evaluaron de forma “positiva”. Como consecuencia del conflicto solo se atienden cirugías de emergencias, urgencias, oncológicas y de pacientes intervenidos.

En tanto, el gobierno entregará una nueva fórmula que contemple las aspiraciones de Aebu y abra camino a negociaciones bipartitas con los bancos oficiales en los diferentes temas planteados. Los trabajadores de la banca oficial han paralizado varias veces la operativa del Clearing en las últimas semanas. Los reclamos son múltiples: el pago por categorías, reconocimiento de antigüedad, solución para trabajadores trasladados del Banco República y partida por productividad.

Conflicto en stand by. Los funcionarios del Poder Judicial realizaron este martes una asamblea general con ocupación de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Aunque la medida fue depuesta en la noche de este martes, el conflicto continúa y no se descartan nuevas medidas por parte del sindicato. Los trabajadores reclaman la equiparación salarial y la fijación de un salario mínimo de $19.800 (US$968).

De todo tipo y color. Además de estos conflictos existen otras situaciones en las que el ejecutivo no interviene, como el conflicto entre Adeom y la Intendencia de Montevideo que afecta la recolección de residuos. El gremio municipal cumple este miércoles el tercer día de paros rotativos y este jueves realizará una asamblea para resolver el futuro del conflicto. Reclaman un sueldo mínimo de $20.000 (US$978), la eliminación de sectores privatizados, aumento de la prima por presentismo y una plantilla de 8.400 funcionarios de carrera, entre otros puntos. A esto se suma el conflicto entre los trabajadores de Consorcio Ambiental del Plata (CAP) y la empresa que afectó la recolección de basura en el Centro, Cordón y Parque Rodó. En este caso los trabajadores reclaman mejores condiciones laborales y una partida de $2.000 de ticket para fin de año.

En este caso Brenta explicó que corresponde a la intendencia solucionar el conflicto con Adeom, aunque dijo que de solicitar la mediación del Ministerio de Trabajo la tendrá. En el caso del conflicto con los trabajadores de CAP, la secretaría de Estado busca un ámbito de negociación para destrabar las medidas.

También están en conflicto los controladores aéreos que el pasado lunes afectaron sus actividades y provocaron retrasos en los vuelos. La medidas proseguirán el viernes 26 y el lunes 29 de noviembre. Los trabajadores manifestaron su insatisfacción ante la propuesta del Ministerio de Defensa para destrabar el conflicto.