El ministro de Desarrollo Social de Uruguay, Daniel Olesker, afirmó este miércoles que el país pasó de ser un lugar de tránsito a convertirse en destino de víctimas de trata de personas.

"Uruguay es básicamente un país de tránsito, bastante importante", puntualizó Olesker citado por la radio El Espectador tras conmemorarse el martes el Día Internacional contra la Trata de Personas.

"Es un país de origen pero también ha comenzado a ser un país de destino", señaló el jerarca.

"Preferimos no dar cifras", añadió, porque se está desarrollando un trabajo confidencial "muy importante" sobre el tema.

El gobierno dispuso esta semana la creación de una mesa interinstitucional de combate a la trata de personas integrada por los ministerios de Desarrollo Social y del Interior y la cancillería que busca emitir una señal clara de combate a esa actividad ilícita.