Montevideo. La reunión entre los cancilleres de Uruguay, Luis Almagro, y de Argentina, Héctor Timerman, transcurrió este miércoles bajo total hermetismo. Si bien se supo que los ministros se reunirán nuevamente en 48 horas, el contenido de la reunión no trascendió.

Sin embargo desde Argentina, el diario Ámbito Financiero, publicó que Uruguay aceptó el monitoreo interno de la planta de UPM (ex Botnia). La publicación argentina indica que “la principal divergencia sobre el control interno de la pastera quedó zanjada ayer en la reunión que se extendió por más de tres horas en el Palacio San Martín de Buenos Aires”.

Según el medio argentino la próxima reunión será “para terminar de cerrar el preacuerdo que firmarán Cristina de Kirchner y José Mujica el 2 de agosto en San Juan”.

En la crónica se hace referencia a la postura negativa que mantienen los partidos de la oposición a que el monitoreo se realice desde adentro de la planta.

“Por eso, el enviado del presidente del Frente Amplio le pidió ayer a Timerman un plazo de dos días -y volver a reunirse probablemente en Montevideo- para amortiguar el impacto político que generará la decisión de aceptar el ingreso en Botnia”, indica