La jueza uruguaya Graciela Gatti procesó este viernes con prisión al ex jefe de la Armada de ese país, Juan Fernández Maggio, y a otros dos oficiales de la fuerza, por compras ficticias en la Marina.

Bajo la imputación de “delito continuado de fraude en calidad de autores” resultaron Pablo da Costa y Gerardo Feble, en tanto que Fernández Maggio fue procesado bajo la imputación de un delito “continuado de fraude en calidad de coautor”.

Danilo Damonte, en tanto, fue procesado sin prisión bajo “caución juratoria”, en calidad de autor de un delito “continuado de fraude”, de acuerdo a la comunicación de la Suprema Corte de Justicia.

Los tres procesados con prisión fueron enviados a cárcel Central.

Asimismo, la resolución de Gatti ordenó trabar embargo general de derechos y acciones respecto de los procesados.

Los imputados simularon la compra de una grúa y un banco de pruebas por US$600.000.

Por otra parte, la fiscal Mónica Ferrero cambió de opinión con respecto a la responsabilidad del ex jefe del Servicio de Aprovisionamiento, Alberto Márquez, porque el capitán de navío logró demostrar que cuando se firmó el acta estaba de licencia por lo que su firma fue falsificada. De acuerdo con ello, Márquez quedó libre del pedido de procesamiento de la fiscal.

Una pericia caligráfica lo confirmó. Ahora se investigará quién fue el responsable de falsificar la firma y esa persona, además de fraude, deberá responder por falsificación de documento.

Este fallo es el primero en una serie de investigaciones que se siguen en Uruguay luego de que se destaparan compras fraudulentas de importantes miembros de la Marina uruguaya.