El senador del Partido Nacional de Uruguay, y ex presidente de ese país, Luis Alberto Lacalle, insistirá con su propuesta de cambiar la legislación actual para que menores de 16 años puedan ser imputables por la Justicia, tal como pregonó a lo largo de toda su campaña electoral.

El ex presidente anunció en una columna de opinión que publicó este domingo el diario El País, que presentará un proyecto de ley para bajar de 18 a 16 la edad de imputabilidad, y que los infractores de esa franja etárea sean enviados a un instituto del “Menor Infractor”.

El ex presidente nacionalista puso arriba de la mesa los mismos argumentos que pregonó mientras fue candidato a la presidencia en 2009, pero ahora insiste porque asegura ver en el presidente José Mujica una nueva disposición.

“El mandatario dijo hace pocos días que ‘a los 16 años un jovencito ya es un hombre, ya es una mujer, y tiene edad para discernir’, agregando ‘hay que avanzar para facilitar las cosas’. Parece auspicioso el cambio de rumbo y acertado el criterio: si puede discernir entre lo correcto y lo incorrecto es imputable. Es una señal positiva. Presentaremos el correspondiente proyecto de ley para que en las comisiones tratemos de avanzar. Es una emergencia nacional”, escribió Lacalle.

El legislador insiste con “sacar de circulación” a los menores que participan de delitos, para “proteger con ello a la sociedad y tratar de enderezar a esos muchachos con disciplina, trabajo y cariño”.

Lacalle reflexionó que la ley sigue “incólume, fija en un pasado” y deja a la sociedad “inerme” ante este “horror que nos encierra en nuestras casas, que castiga más a los que menos tienen porque alarmas, guardia privada y rejas no son pavadas en cuanto al costo”.

Tanto desde dentro como fuera de su partido, el ex presidente blanco fue criticado por la postura. La idea le valió que la izquierda lo tilde de "derechista". La otra columna del Partido Nacional, Alianza Nacional, nunca apoyó la propuesta.